El tiempo - Tutiempo.net
LO ÚLTIMO
Mostrando las entradas con la etiqueta ENTREVISTAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta ENTREVISTAS. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de febrero de 2020

“El Hormiga” Osorio: un histórico jugador del fútbol sanrafaelino

Marcelo Daniel “El Hormiga” Osorio (49), es un reconocido jugador de fútbol local que pasó por diversos clubes y que recuerda aquellos años, como una de las mejores etapas de su vida. 


Tuvo la posibilidad de jugar en Estudiantes de La Plata y si bien finalmente no pudo disfrutar de ello, ese deporte lo lleva en la sangre por la pasión que significa y por todas las canchas que pisó. 

¿Cómo arrancó su vida en el fútbol?
Por un lado, porque me gustaba y tuve la suerte de recorrer de chico varios clubes. Empecé jugando para el barrio “El Matadero”. El lugar después se convirtió en “El Molino”, cuando el “Matadero” fue trasladado a El Tropezón. Debuté hace casi 35 años en primera, a los 14 años, cuando estaba la liga independiente del Norte, que tenía más de 20 equipos. Me hizo debutar Ramón Oro. Fue la final contra El Escorial en la cancha del parque de la Isla (entre los dos puentes), una cancha neutral. Habían ido de Quiroga a ver ese partido porque era una final y tuve la posibilidad de que me vieran jugar y me llevó Quiroga a jugar para ellos. Fue “Cacho” Guerra quien me llevó a jugar, a la semana firmé y me hicieron debutar en 5ª, pasaron algunas semanas y ya estaba jugando en la 1ª de Quiroga, tenía 15 años.

¿Se acuerda del nombre de algunos compañeros?

martes, 31 de diciembre de 2019

María Victoria Peña: Una artista en crecimiento

Sabio es que el talento empieza a notarse cuando su dueño es joven, a veces muy joven. Tal es el caso de María Victoria Peña (17), una estudiante de 4º año del Centro Polivalente de Arte cuyos trabajos son dignos de aplausos. 


¿Cuándo arrancó tu gusto por el arte?

Desde chica, a todos nos gusta dibujar y a medida que vamos creciendo seguimos haciéndolo o lo dejamos de lado. Si no lo dejás de lado, le agarrás más y más gusto… creo que es algo con lo que se crece.
¿Qué te gusta dibujar?

lunes, 30 de diciembre de 2019

Un gaucho de letras, trabajo y talento: Don Eduardo Antonio Aburto

Roxana Villegas y Elina Puga junto a dos compañeros, son estudiantes de un CEBJA que desarrollaron un proyecto educativo en la Villa 25 de Mayo, orientado a una investigación para un futuro apoyo a la vida del gaucho y escritor Eduardo Antonio Aburto (78), quien –aseguran– “es un ejemplo de vida”. Sueñan con que el Concejo Deliberante de San Rafael lo nombre a ese hombre alguna vez “ciudadano ilustre”. 


“Empezamos a investigar y pedimos una cita con él y arrancamos”, señaló Villegas y agregó que la intención era participar en el concurso “Historias de vida” organizado por la Municipalidad de San Rafael. Resaltó además, que se encontraron con una persona sumamente especial en todo lo que hacer a su esencia de vida.

martes, 24 de diciembre de 2019

Morris Farré: Brindar lo mejor de sí en la prevención y en la lucha contra el cáncer

Morris Farré (66), es actualmente la presidenta de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (Alcec) San Rafael, entidad que realiza un aporte invaluable para la sociedad ya que trabaja incansablemente para generar conciencia sobre la importancia de prevenir la temida enfermedad en sus diferentes variantes.


Hace 4 años, Morris buscaba dedicar una parte de su tiempo ayudando al prójimo. Llegó a Alcec invitada por una amiga que conocía aquella inquietud y desde un primer momento, se dio cuenta de que allí tendría mucho para hacer, mucho para dar, mucho para devolverle a la vida de lo que la vida le había dado.

¿Usted es sanrafaelina?
Sí, a los 18 años me fui a estudiar a Córdoba. Viví más de 30 años allá y hace 14 años volví a San Rafael. Fui a estudiar Bioquímica, hice un año y dejé porque pensé que no me gustaba, pero en realidad era que extrañaba tanto San Rafael, que me la pasé llorando. Pero ante la posibilidad de volver, me di cuenta de que mis padres me estaban dando una oportunidad que no podía desperdiciar. Así es que soy dietista-nutricionista. Como lo que más me gustó en la vida ha sido estudiar, después seguí estudiando otras carreras que me encantaron, como la licenciatura en Relaciones laborales, que es lo que ejercí y trabajé durante todo ese tiempo en Córdoba.

¿Cómo llegó a Alcec?

Yo siempre quise devolverle a la vida, lo que la vida nos había dado (salud, tener una familia, etcétera). Siempre me gustó pero no sabía dónde hacerlo. Cuando nos vinimos a vivir a San Rafael, una amiga (la actual vicepresidenta), me invita a venir. Vine para probar qué era esto, si me satisfacía o no, y la verdad es que me encantó. Vi la misión que se hace acá, que realmente me atrapó y vi que hay tanto para hacer que no dudé en quedarme. Tuve siempre el apoyo de mi marido y de mis hijos que sabían de este deseo.
¿Cómo se compone su familia?
Mi marido Horacio, y mis hijos Federico y Juan Pedro. Soy muy familiera, muy mamá y ellos sabían de este deseo de venir y me empujaron. Mi esposo es el más motivador de todos.

¿Qué significa Alcec en su vida?
Significa mucho, porque en la medida que podamos trabajar y dar información, ayudamos a mucha gente. Nuestra misión es la prevención y estoy convencida de que con ella se cura mucho y se llega a buen término. La intención es poder llegar a todos los hogares y a todas las personas para que hagan esta rutina de la prevención, del cuidarse, de los controles, porque es la manera de poder combatir esta maldita palabra que es el cáncer. 


¿Ha sufrido la pérdida de seres queridos producto del cáncer?
Si bien no fue eso lo que me llevó a unirme a Alcec, sí, sufrí la pérdida de mi mamá. Fue una cosa muy corta, muy rápida, gracias a Dios con poco sufrimiento y siendo ella bastante mayor (tenía 86 años).

Pero ver la gente, ver que se hacen los controles, que quieren ver que todo está bien, me motiva el doble.

Dentro de Alcec ha conocido gente maravillosa, ¿no?
¡Por supuesto! Lo primero que hice –la primera vez que vine– fue conocer un grupo de mujeres increíble. Gente mayor que desde hace más de 30 años le está poniendo el hombro a esta institución con muchísimos logros. Primero debieron darse a conocer; segundo, Alcec fue quien fundó en cierta forma el Fuesmen (Fundación Escuela de Medicina Nuclear). Viendo el problema que había con las personas con cáncer de mama, desde Alcec deciden tratar de conseguir una bomba de cobalto, que era lo que se usaba en ese momento para radiación y debido a que no existía la posibilidad de manejar eso, con un convenio que se hizo con la universidad y con el Ministerio de Salud, se forma Fuesmen. Nosotros hoy, somos veedores de Fuesmen, lo cual es una tarea adicional porque queremos que brinde la mejor atención, que tenga el mejor equipamiento y demás. No está en nuestras manos, pero sí el trabajar en la difusión y demás para que eso sea así.
¿Qué tareas le han tocado hacer desde que llegó?
Cuando llegué, a los pocos meses se renovó la comisión directiva y pasé a ocupar el cargo de secretaria, lo que implicaba relación con los medios, papelería, la parte protocolar y demás. Igualmente, somos tan poquitas, que hacemos de todo, dentro de lo que sabemos hacer cada una.

Este año me toca ocupar este cargo, lo cual hago muy placenteramente y con ganas de seguir para adelante, convocar a mucha gente que nos ayude para seguir trabajando.
¿Cuántas son las integrantes de Alcec?
Somos aproximadamente 10 personas, de las cuales algunas nos ayudan con su sabiduría, con su experiencia, que siguen viniendo a las reuniones pero no las podemos poner a trabajar en tareas que requieren tiempo, esfuerzo y demás, por una cuestión de que “ya hicieron lo suyo”. Para nosotros son muy importantes y lo valoramos, y hay otras cinco que somos las que nos estamos moviendo más mientras Dios nos dé salud.

¿Qué tal está la sociedad en cuanto a conciencia sobre la enfermedad?
Yo llegué hace 4 años que pertenezco a la institución y en ese tiempo vi el crecimiento que hubo en el consultorio de Alcec, lo cual quiere decir que si bien nuestro trabajo no es todo lo bueno que quisiéramos, ha ido llegando a la gente, a los distritos y demás y ha habido convocatoria. La gente viene para hacerse los controles y estudios que aquí son absolutamente gratuitos para todos los que no tienen obra social. El único problema que tenemos, es que Alcec no recibe subsidios de ninguna naturaleza y nuestros únicos ingresos son cuotas de los socios.

A veces las personas que menos tienen, son las que más apoyan. Quien quiera puede hacerse socio pagando una cuota de $25 y quien desee y pueda, tiene la posibilidad de pagar una de $50.

Además, tenemos la colaboración de la empresa Amsat que realiza un aporte todos los meses. Nos gustaría llegar a cada empresa, ya que con un pequeño aporte que haga cada una, para nosotros será muchísimo.

Ese dinero sería para ayudar a toda la gente de distritos o que no tenga posibilidades de movilidad, para que no deje sus controles o sus estudios por razones de dinero.

¿Qué se hace en Alcec?
Bueno, hay actividades todo el año. Están los consultorios que atienden de lunes a viernes con distintos especialistas y tenemos especialistas externos (de urología, tiroides, gastroenterólogos), que nos dan tiempo de sus consultorios particulares. Cuando necesitamos un turno, ellos nos lo dan gratuitamente.

Por otro lado, el tema de información: ir a los medios; tratar de hacer tomar conciencia, hablar de un tipo de cáncer por mes, difundir y darle mucha difusión; hay charlas y caminatas, son eventos que permiten la visualización, que la gente entienda que hay una entidad que presta estos servicios gratuitamente y que es muy importante.

Nuestra meta es que “Alcec” sea una palabra súper conocida, que la gene la escuche y sepa inmediatamente de qué se trata.

Después tenemos otra actividad, el “CROM”, que es el Centro de Recuperación de Operadas de Mama al que vienen todas las mujeres que fueron operadas y que necesitan algún tipo de masaje, drenaje linfático, ya que tenemos un salón y máquinas especiales donde viene la gente y se hace ese tipo de tratamiento y lo más importante es que se divierte, se ríe, comparten las mismas cosas, toman mate… es un momento que aprovechan incluso las personas que ya están curadas y no necesitarían seguir viniendo. Hace muy bien al alma ese encuentro.

El CROM está a cargo de tres voluntarias que todos los lunes y jueves vienen y se dedican a eso, llueva, haga frío, calor… es muy loable. 



Hay gente que prefiere no preguntar para no encontrarse ni remotamente con la palabra “cáncer”, ¿no? Eso ocurre mucho, el “prefiero no saber”. Pero si supieran que con la prevención pueden llegar a evitarse un mal momento ellos y sus familias, sería mucho mejor. Ahí está el trabajo nuestro: buscar que la palabra “cáncer” sea como la palabra “gripe”.

La mortalidad no se da solamente por cáncer, sino por muchas otras enfermedades, entonces hay que tratar de “amigarnos” con esa palabra para poder trabajar y pelearla.

¿En qué considera que desde el Estado se podría mejorar?

Creo que a través de algún subsidio. En San Rafael hemos tenido muy buen acompañamiento por parte de la Municipalidad y de Salud de la Provincia. La verdad que como entes gubernamentales, siempre nos han acompañado, siempre que hemos necesitado algo. Estamos muy agradecidos en ese sentido.

Cabe decir que estamos trabajando mucho con otras entidades, como la Cruz Roja, la universidad, con la Municipalidad y con Salud de la Provincia, porque estamos convencidos de que en la medida de que trabajemos codo a codo, los logros serán más importantes.

Algo que le parezca importante agregar: Que este tema de la prevención no solamente nos ataña a las mujeres, porque siempre se relaciona a Alcec con el cáncer de mama y yo convoco especialmente a los hombres, a que quiten ese miedo, porque la salud masculina es muy importante, no sólo en próstata, sino en testículos o pene, porque si bien se dan menos casos, ocurren y son curables. Entonces la consulta del varón –desde los 35 o 40 años– al profesional, tiene que ser un trámite más de esos que se hacen antes de llegar a fin de año.

También el asesoramiento de los chicos, en temas como el HPV y las relaciones sexuales, porque el cáncer no es “un tema de grandes” o “un tema de mujeres”, sino que nos abarca a todos. Es bueno que a los niños, desde el primario, ya se les hable del cuidado del sol, porque son muchas veces los niños los que nos enseñan a los grandes a cuidarnos.

Además, quiero agradecerles a los medios el que siempre estén y que nos acompañen en las tareas que hacemos.

Todos aquellos que deseen formar parte de Alcec aportando un granito de arena a esta noble causa, pueden hacerse socios. Existen dos posibles cuotas: una de $25 por mes y otra para quien quiera y pueda, de $50.

Alcec está en Coronel Suárez 487. Su teléfono es 0260 442-8359.


sábado, 30 de noviembre de 2019

Jorge Adrián Rueda: Pasión por el Karate

Jorge Adrián Rueda (35) es un karateka y docente que da clases en el dōjō Zen y en la Escuela Municipal de Karate. 


Se trata de un apasionado por este deporte, en cuya sangre corre desde muy chico las ansias por llegar lejos, especialmente porque su padre fue su primer maestro y a quien por supuesto, le está muy agradecido. 

¿Cómo llegaste al mundo del Karate?

Pasaron a bordo de un “Fitito” por San Rafael en su viaje desde Usuahia a Alaska

Tamara Aguilera (22) y Matías Dománico (35) son un matrimonio oriundo de Buenos Aires que tiene un largo sueño por cumplir: unir Ushuaia con Alaska, a bordo de un FIAT 600. Estuvieron algunos días en San Rafael para conocer nuestras bellezas, antes de seguir en este extenso y único viaje. 


Tamara y Matías se conocieron “por esas cosas de la vida”, gracias al amor que ambos tienen por la música de los Redonditos de Ricota. Los dos habían ido a varios recitales mucho antes de conocerse. La magia que pueden tener las redes sociales los unió en una charla, que después se transformó en otra y una después, hasta que se conocieron más y más. Los dos tienen también un gusto especial por viajar y fue así que habiéndose casado, su luna de miel la vivieron como mochileros viajando por Asia. “El gran cupido en esta historia, fue el amor a los Redondos, eso nos unió al principio y, como una pareja ‘moderna’, nos conocimos por Facebook. En ese tiempo yo viví en Palermo, él en Capital, nos juntamos y hubo conexión”, dijo Tamara y agregó: “Estuvimos en muchos recitales, sin conocernos. Pero en algún momento, la vida nos iba a terminar cruzando, y así fue”.

domingo, 24 de noviembre de 2019

Ejemplo de vida y perseverancia: Pablo Manuel Arrula

Cualquier día que caminemos por las calles de San Rafael, podremos encontrarnos con Pablo Manuel Arrula haciendo girar lentamente las ruedas de su silla mientras vende alfajores. 


Se trata de un joven de años, amante de los perros y del adiestramiento de estos, que incluso sueña con convertirse algún día él mismo en un gran adiestrador. Mientras tanto, trabaja dejando de lado cualquier discapacidad, siendo un ejemplo para mucha gente que pasa a su lado. 

sábado, 16 de noviembre de 2019

Tiene 91 años y con orgullo está realizando la escuela primaria en San Rafael

En San Rafael tuvo lugar la Expo CEBJAs 2019, de la que participaron los 20 que hay en el departamento. Allí, estudian personas de todas las edades que, por diversas circunstancias de la vida, no pudieron hacerlo antes.

Entre ellas está Delia Frescour, una señora de 91 años que estudia en el centro de educación básica para jóvenes y adultos 3-066 “Profesora Norma Susana Díaz” y que inspira ganas de estudiar. Recibió una “Mención de reconocimiento al esfuerzo” de manos de las autoridades educativas presentes.

martes, 12 de noviembre de 2019

La ganadora sanrafaelina del programa de Susana Giménez habló con La Ventana

Muy conocido ya es en San Rafael el feliz momento vivido por Cristina Balmaceda, la señora que vive en el distrito El Cerrito y que el domingo pasado se quedó con un millón de pesos y una casa en el concurso que lleva adelante la diva de la televisión, Susana Giménez. Mucho más calmada que con la euforia lógica de un momento así, dialogó con La Ventana.


Cristina Balmaceda tiene 56 años, está casada y tiene cuatro hijos. Es una mujer de mucha fe, que a pesar de duras situaciones que ha sufrido en la vida, como un lamentable accidente con su moto, asegura que todos los días cuando sale el sol, le da las gracias a Dios por estar viva.

lunes, 28 de octubre de 2019

Juventud, inteligencia, cultura, belleza: Eugenia Buttini

Con sólo 24 años, Eugenia Buttini es una de las periodistas más queridas y respetadas de San Rafael, quien en muy poco tiempo ha llegado muy lejos, conduciendo uno de los principales noticieros que pueden verse en la televisión local. 


Fue virreina de la Vendimia, lo que denota que es una bella mujer, pero lo que de verdad marca la diferencia, es su calidad humana y sus valores a la hora de pararse delante de cámaras, sabiendo la responsabilidad que significa. 

¿Por qué decidiste estudiar Comunicación Social?

sábado, 26 de octubre de 2019

Vender el pan para ganarse el pan

Emanuel Merelo (26) es un trabajador incansable que, junto a su esposa –con quien tiene cuatro hijos– posee un emprendimiento propio que no para de crecer: venden el pan y las pre-pizzas que ellos mismos elaboran. El amor por el trabajo, la constancia, el respeto por sus clientes y especialmente, el buen gusto, acercan a esta pareja cada vez más al éxito. 


Emanuel es sanrafaelino y, si bien ha hecho otras tareas en una empresa local o en un boliche, un día se animó junto a su mujer a cocinar para vender, comenzando así con un micro-emprendimiento que avanza día a día. Ninguno de los dos poseía recetas familiares o algo por el estilo, sino que comenzaron a buscar información útil en Internet… ¡y la encontraron!

viernes, 27 de septiembre de 2019

Suena rap en el parque Hipólito Yrigoyen

Desde hace más de 8 años, hay jóvenes se reúnen para realizar “competencias” de Freestyle en la plaza San Martín. Con el paso del tiempo, algunos se alejaron y llegaron nuevos que en la actualidad suelen juntarse los fines de semana en la rotonda del Gaucho o el skatepark en el parque Hipólito Yrigoyen, o en un conocido bar. Aseguran que suelen sumarse más y más chicos volviéndose un hobby que se mezcla fuertemente con la amistad. 


Laureano Gaggino, uno de los integrantes de este grupo, explicó que se ha ido aumentando esta cultura al punto de ser más de 20 participantes por competencia. En ellas, comienza rappeando uno, expresando lo que desee. La mayoría lo hace con un “ataque o agresión” de manera explícita o implícita. “Empieza uno, sigue el siguiente, vuelve el segundo y termina el primero. Dependiendo de la modalidad, se rappea en tiempo, en compases. Es ‘pregunta – respuesta’, ‘pregunta – respuesta’, contestar y decir lo que uno quiere mientras se hace rap: tratar de combinarlo con poesía, con ritmo, la forma de hablar (rappear)”, señaló.

jueves, 26 de septiembre de 2019

Stella Aciar: pasión por la Enfermería

Entre los muchos buenos trabajadores de la salud que posee el hospital Schestakow, están aquellos que prestan labores en Enfermería. Stella Aciar (60), quien trabaja en el Servicio de Quemados de ese nosocomio, está entre esas enfermeras más que apasionadas por el trabajo que desarrollan. 


¿Cuándo y por qué llegaste al mundo de la Enfermería?

Llevo 37 años trabajando en Enfermería y puede decirse que la empecé con 12 años, cuando tenía que asistir a mi mamá, quien hacía edemas agudos de pulmón y había que colocarle inyecciones para bajarle la presión arterial y que no se descompensara. Y si no orinaba, tenía que salir corriendo a buscar una ambulancia o un taxi y llevarla al hospital Español o donde estuviera el médico que la atendía.

¿Cómo empezó tu formación profesional?

Comunicadores, amantes de la música, pero sobre todo hermanos

Pablo (29) y Marilín Diab (23) son un “dúo periodístico” que en los ratos libres comparten una pasión: cantar juntos. Lo que empezó como un simple hobby cada vez se vuelve algo más “viral” a través de las redes sociales, con mucha gente que disfruta escuchándolos. Él con su guitarra y ella con su voz –fundamentalmente–, se han dado a conocer a través de “Diab Música”. 


Marilín y Pablo son comunicadores sociales y trabajan en medios de comunicación de San Rafael. En su caso, el ser hermanos va más allá de compartir el apellido Diab y la sangre, puesto que además, se unen por algo tan universal y versátil como es la música.

jueves, 12 de septiembre de 2019

Joven sanrafaelina que fue violada por un primo de su madre recuerda aquella historia

Ella tiene una dura historia sobre su espalda, la cual es conocida por muy poca gente. La contó con lágrimas en sus ojos y la esperanza de que les sirva a otras mujeres que quizás se animen a denunciar donde deben hacerlo para alcanzar un poco de justicia. Si bien ama profundamente a su hijo, no olvida quién es el padre de ese pequeño. 

Imagen de carácter ilustrativo
Nuestra entrevistada es una mujer callada, a la que le cuesta hablar de muchas cosas y por supuesto, mucho más de esto. Se sienta para esta entrevista, está nerviosa, sabe que va a contar una realidad que la atraganta, que la hará recordar momentos horribles, pero quiere hacerlo, se anima a contar lo ocurrido. A medida que comienza el relato, de a poco van brotando las primeras lágrimas, las de heridas que no tienen cura.
¿Qué edad tenías cuando empezó esa “tormenta”?

domingo, 25 de agosto de 2019

Sudafricanos que sueñan con tener un restaurante en San Rafael

La familia Schoeman es una de las muchas que en los últimos años dejaron Sudáfrica debido a motivos vinculados con la economía y la política de aquel país. En su caso, decidieron hacerlo a Sudamérica, a Argentina, a San Rafael más precisamente, donde además de comprar un terreno, se animaron a emprender “Mellis Pizza”, una rotisería en la que pueden comprarse exquisitas pizzas. Tienen la esperanza de crecer económicamente hasta poder, con el tiempo, levantar un restaurante. 


Hace 7 años que esta emprendedora familia decidió venir a vivir a Argentina. Bernard Shoeman contó que junto a su madre, Esta Shoeman, se han dedicado de lleno al proyecto que consiste en la elaboración de pizzas de forma casera, con una receta propia. Trabajan allí junto a la esposa de Bernard, Janine Greg, con quien tiene una hija, Eluney, de 18 meses. Además, la familia está integrada por Derick Shoeman (padre de Bernard), un hermano que estudia en la escuela Iaccarini y una hermana que lo hace en la Universidad Nacional de Cuyo.

sábado, 24 de agosto de 2019

“El hechicero”: la dignidad que da el trabajo

En las afueras de la nueva terminal de ómnibus, vendiendo diferentes productos panificados nos podemos encontrar con Juan Carlos “El Hechicero” Montenegro, uno de los conductores radiales más reconocidos que supo tener San Rafael. 


Diversas circunstancias de la vida, lo llevaron a tener que dejar los micrófonos y trabajar en la calle, sin embargo, trabaja con mucha honra, demostrando que lo importante es seguir viviendo con aquella misma dignidad que tuvo siempre. 

¿Cómo empezó tu vida como locutor en los medios?
Hace cerca de 25 años en FM Infinita, a raíz de una invitación de Rafael Rojo, en Mendoza (soy de Maipú). Empecé y en base a lo que uno estudió, me encantó lo hice por hobby los fines de semana. Se llamaba “Tiempo joven”.

¿Y a qué te dedicabas fuera de la radio?

miércoles, 14 de agosto de 2019

“Las personas que tienen fe viven más y mejor”

El doctor Facundo Manes quizá sea uno de los hombres más admirados del momento; no solo por su brillante carrera profesional y el extraordinario currículum que posee, sino también por su lúcida mirada sobre los temas que preocupan y su compromiso por lograr una sociedad más justa y solidaria.

 
Nacido y criado en la provincia de Buenos Aires, este joven neurólogo y neurocientífico estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, donde se graduó en 1992 y, luego de concluir su formación de posgrado en el exterior (Estados Unidos e Inglaterra), regresó al país con el firme compromiso de desarrollar recursos locales, a fin de mejorar los estándares clínicos y de investigación en neurociencias cognitivas y neuropsiquiatría. Es rector de la Universidad Favaloro, creador y director de INECO (Instituto de Neurología Cognitiva) y del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, instituciones de vanguardia que lideran el campo de las neurociencias en América Latina y son centros de referencia internacional para la investigación en neurociencias cognitivas y neuropsiquiatría. Ha publicado gran cantidad de trabajos científicos, libros y hasta dirigió y condujo documentales y programas televisivos. Sus charlas y conferencias desbordan de público, entre otras razones, por su convicción de la importancia de la divulgación científica en la sociedad y su notoria capacidad de saber transmitir sus complejos conocimientos científicos a la gente común, de manera sencilla y atractiva. 

viernes, 9 de agosto de 2019

Marcelo Piaser, alguien que “habla a través de la fotografía”

Reconocido así por algunos de sus propios colegas, Marcelo Piaser (49) es “un artista” incluso dentro del mundo del fotoperiodismo donde el arte no necesariamente es importante. Es que Marcelo es capaz de retratar imágenes que otras personas no podrían ni siquiera imaginar, es una palabra de tres sílabas que en su caso se retrata en fotos: Talento. 


¿Cómo llegaste al ambiente de la Fotografía?

En este ambiente estoy desde el 91. Iba a la facultad, trabajaba con mi papá y por medio de un amigo conocí a Adamo y empecé ahí los fines de semana para hacerme “una extra”, tener un poco más de dinero. Me gustaba, estaba bueno, empecé con ellos de asistente de fotografía e iluminación para los videos.

Yo algo de idea del manejo de la cámara, tenía. Empecé a pulir un poco los detalles, a meterme en eso, vi que me gustaba y fue así que trabajé para ellos durante cerca de 18 años. Me compré equipos y al tener esa cantidad de tiempo, tenía mis clientes también, me refiero a clientes de otra rama de la Fotografía, no solamente lo social sino de otro tipo.

Los “hermosos caballos” de Samanta Pérez Cesaretti

Samanta Pérez Cesaretti (35), es una “ciudadana distinguida” de San Rafael, a la que le otorgaron ese reconocimiento por su incansable labor al frente de Tremo Kawell, una Organización No Gubernamental (ONG) que marcó un antes y un después en su propia vida y también en la de muchas personas que encontraron allí un lugar donde desarrollarse, donde trabajar sobre sus propias virtudes y un espacio para ser felices. 


¿Cómo nació todo esto que has armado?

Yo me fui a estudiar Psicología a San Luis porque en realidad, siempre quise ser psicóloga forense. Cuando estaba allá, vi un cartel que decía “equinoterapia” y dado que soy bastante curiosa y que me gusta saber de todo, dije “lo voy a hacer”. Lo hice y quedé súper enganchada con la temática y empecé como voluntaria en una fundación en San Luis en la que estuve 5 años. Después armé con una amiga un centro de equinoterapia en Potrero de los Funes. Cuando regresé a San Rafael, me vine con todo el entusiasmo de tener una iniciativa similar a la que tenía allá.