viernes, 27 de septiembre de 2019

Suena rap en el parque Hipólito Yrigoyen

Desde hace más de 8 años, hay jóvenes se reúnen para realizar “competencias” de Freestyle en la plaza San Martín. Con el paso del tiempo, algunos se alejaron y llegaron nuevos que en la actualidad suelen juntarse los fines de semana en la rotonda del Gaucho o el skatepark en el parque Hipólito Yrigoyen, o en un conocido bar. Aseguran que suelen sumarse más y más chicos volviéndose un hobby que se mezcla fuertemente con la amistad. 


Laureano Gaggino, uno de los integrantes de este grupo, explicó que se ha ido aumentando esta cultura al punto de ser más de 20 participantes por competencia. En ellas, comienza rappeando uno, expresando lo que desee. La mayoría lo hace con un “ataque o agresión” de manera explícita o implícita. “Empieza uno, sigue el siguiente, vuelve el segundo y termina el primero. Dependiendo de la modalidad, se rappea en tiempo, en compases. Es ‘pregunta – respuesta’, ‘pregunta – respuesta’, contestar y decir lo que uno quiere mientras se hace rap: tratar de combinarlo con poesía, con ritmo, la forma de hablar (rappear)”, señaló.

Empiezan alrededor de las 15.30 y terminan cerca de las 17, sábados y domingos, siempre dependiendo de cuánta gente esté participando. Ocurre que muchos curiosos pasan y se quedan observando las competencias, lo que aumenta la presión (positivamente) para los participantes, que tienen entre 13 y 25 años aproximadamente, aunque puede verse también niños de 8 años que se animan a rappear. Se utilizan beats instrumentales para ponerlos en las batallas. Según añadió, rara vez se ven instrumentos, pero cuando se utilizan generan aún mejor ambiente. Los jueces de las competencias se eligen entre ellos mismos, rotándose semana tras semana, seleccionado por supuesto, a los que más experiencia tienen.

Sobre el tipo de música, Laureano expresó que el rap está teniendo gran vida en la actualidad, teniendo en cuenta el crecimiento del trap y la música urbana. “Nosotros aprovechamos esa marea para hacer lo nuestro. Esto tiene un trasfondo, una historia. Esto nace en los años ’80, en Estados Unidos, tiene todo un porqué”, explicó. 


La competencia más importante de este tipo que tiene lugar en San Rafael, se llama Ámsterdam y es organizada por Juan Pérez. En enero se realizará una clasificación para la Uco Freestyle que es un festival de dos días que se realiza en Tunuyán, cubriendo todo el Valle de Uco. Allí habrá baile y pintura de grafitis también, lo cual aumenta la cantidad de arte urbano.

Cabe decir que para desarrollarse de manera positiva en este tipo de competencias, es necesario entrenar puesto que si bien los participantes no se mueven, hay un gran trabajo de la cabeza.

Más allá de lo que ocurre y de lo que se dicen durante la competencia, es de destacar es que se trata de amigos y por lo tanto una vez que concluyen, rara vez se generan irritaciones fuera del escenario. Saben que “lo que entra allí, se queda allí”, pues los competidores manejan cierto respeto como “pares”.

Si alguien desea sumarse a toda esta cultura, puede acercarse a los lugares donde se reúnen estos jóvenes o contactarlos a través de redes sociales, buscando “ámsterdamfreestyle”, “sanrafaelhiphop”. “El que hace esto, se termina involucrando de alguna forma, ya sea estando callado o socializando. Acá siempre se encuentra buen ambiente”, concluyó Laureano.