jueves, 26 de septiembre de 2019

Mueren 6 cóndores en Santa Cruz con la misma sustancia que mató a los ejemplares mendocinos

La Fundación Bioandina Argentina (FBA) denunció que seis cóndores andinos fueron hallados muertos en la localidad santacruceña de Perito Moreno tras consumir carbofuran, un agrotóxico prohibido en el país.


Además, la FBA confirmó que en poco más de un año, murieron envenenados más de 100 cóndores en todo el país.

Tras el hallazgo de las últimos seis aves muertas, desde la Fundación Flora y Fauna dieron aviso al Consejo Agrario Provincial (CAP) y a la FBA, que de inmediato organizaron un equipo de trabajo y se dirigieron al lugar para investigar lo sucedido.


Una vez que el equipo estuvo allí, pudieron observar que las aves estaban distribuidas en un área pequeña, junto a una oveja muerta y restos de un zorro, lo que hizo presumir otro caso de envenenamiento.

Inmediatamente todos los cadáveres fueron retirados del lugar para sanear la zona y evitar así futuros envenenamientos, y luego se completaron las necropsias en las instalaciones del CAP Perito Moreno y desde allí se derivaron muestras para estudios toxicológicos a la Ciudad de Buenos Aires, las que arrojaron como resultado: envenenamiento por carbofuran.


"Es preocupante la repetición de casos registrados en la provincia. Hace menos de un año, en la misma localidad, se reportaron 10 cóndores muertos por uso de carbofuran. En enero de este año, otro cóndor y varias rapaces murieron en Río Turbio por la misma razón y, hace menos de un mes, ese municipio declaro"emergencia medioambiental y sanitaria" por la muerte de mas de 60 perros envenenados", informaron en un comunicado desde la Fundación Bioandina Argentina.

Tras la confirmación del envenenamiento, las autoridades judiciales competentes en la zona se encuentran investigando quien podría haber cometido estos hechos.

Desde la FBA también señalaron que "desgraciadamente, algunos pobladores usan veneno para tratar de controlar grandes carnívoros, como pumas, zorros o perros. Con ello no sólo causan la muerte de especies carroneras, encargadas de mantener la limpieza del ambiente, sino también contaminan el suelo, el agua y ponen en peligro todas las formas de vida, incluso la salud humana".