martes, 1 de enero de 2019

Lo denunciaron falsamente de abuso: se suicidó

Su mejor amiga lo denunció luego de una discusión pero después se retractó. “Mi hijo fue una víctima de toda esa desidia social que tenemos”, criticó la madre del chico.


Todo comenzó el 12 de diciembre, cuando Agustín Muñoz (18) participaba junto a otros jóvenes de una marcha luego de una ola de denuncias de abusos en Bariloche. "Nunca más solas, nunca más calladas", decía una de las banderas que sostenían los manifestantes.
En medio de la movilización se leyó una "lista negra" de presuntos abusadores. En ese momento, Agustín escuchó que comenzaron a gritar su nombre, donde lo acusaban de haber atacado sexualmente a una amiga suya. La chica, menor de edad, había denunciado al joven a través de Twitter, Instagram y Facebook. Según creen los investigadores, lo señaló luego de una discusión que habían tenido.

"Cuando gritaron su nombre, él quedó estupefacto. Atinó a correr a casa, llegó ese día desesperado y me contó lo que le había pasado", contó Silvina Castañeda, madre de Agustín, en diálogo con el portal Bariloche 2000. "La publicación ya se había viralizado, tomé contacto con esta chica, recapacitó, teníamos un afecto muy grande con ella, pidió disculpas rápidamente para tratar de frenar todo", explicó.

Ese mismo día, la mamá del joven expuso el caso en su cuenta de Facebook y contó que su hijo estaba en su cama y no quería comer. "Hoy una chica escrachó a mi hijo por enojo y ahora no sabe cómo parar la bola. Jugar con esto es terrible. Es una burla a todas las víctimas de violación", escribió.

En la publicación, Castañeda publicó los chats que mantuvo con la joven y el pedido de disculpas que después compartió en las redes. "Busqué frenar que se siguiera viralizando su escrache, porque la gente toma el escrache como un ejemplo, un castigo ejemplar, pero las disculpas no se compartieron de la misma manera y quedó en suspenso", señaló.
Horas después de la denuncia, la chica publicó una aclaración en su cuenta de Instagram. "Principalmente quiero disculparme públicamente hacia Agustín, fue un momento de bronca y enojo. No supe ver el límite de esto", indicó. Además, agregó en otro posteo: "No puedo hacer más que pedir disculpas. De los errores se aprende y me las mandé posta".

Sin embargo, el daño ya estaba hecho y la denuncia no paró de viralizarse. El domingo 23 de diciembre, la madre de Agustín contó en la publicación del caso la noticia del suicidio de su hijo. "Mi hijo murió ayer, con su corazón destrozado", expresó.

"Mi hijo como tantos otros chicos era un ser muy sensible y a raíz de esto se desequilibró emocionalmente hasta llegar al punto de tomar esta decisión que nos sorprendió a todos", contó Castañeda medios locales. "Espero que no haya otros Agustines, porque hay muchos chicos sensibilizados, solos, sin contención, que pueden ir por la misma vía y no está bueno", remarcó.

Fuente: TN