martes, 27 de noviembre de 2018

Joven de 22 años brutalmente golpeado por cuatro individuos que se dieron a la fuga

El hecho ocurrió a las 5 de la madrugada de este sábado en la esquina de avenida Mitre y Río Bamba de la ciudad de San Rafael.

La víctima de apellido Jara, fue al salón de La Colina a bailar donde estuvo casi toda la noche con un amigo y a las 5 de la mañana aproximadamente salió para regresar a su casa. Al llegar a la intersección de avenida Mitre y calle Rio Bamba se paró a fumar un cigarrillo y luego de unos instantes solamente recuerda que le pegaron una patada en la cara pero no sabe ni quien era el agresor ni porqué le pegó.

Recuerda el joven que intentaron golpearlo entre 4 personas y solo logró defenderse de dos de ellos. Intentó correr pero se resbaló debido al mareo por los golpes que había recibido y al caer al suelo comenzaron a agredirlo entre estos cuatro individuos dejándolo realmente en un estado lamentable como se puede apreciar en la foto.



Dos personas que estaban también en La Colina, se acercaron para defenderlo y lograron sujetar a dos de los agresores y otros dos se dieron a la fuga. Estas personas les comentaron a los familiares de la víctima que los cuatro agresores eran personas grandes, de bastante edad.

El joven fue trasladado al hospital Schestakow y se encuentra fuera de peligro. Calculan que debe haber recibido golpes con algún elemento contundente ya que le abrieron la cabeza y según nos contó su madre “tiene muy afectado uno de sus ojos por lo que tienen que operarlo y colocarle una placa de platino o algo por el estilo para que no se le caiga el párpado”.

Los familiares se encuentran a la espera de una respuesta por parte de la policía ya le les tomaron declaración en el nosocomio local sobre lo sucedido preguntándoles entre otras cosas, si tenía alguna deuda con alguien o si podría tratarse de un ajuste de cuentas, pero el joven insiste en que no sabe por qué le pegaron.

No es bueno para nada, ni común tampoco que este tipo de episodios estén ocurriendo en San Rafael cada día con más frecuencia. En este caso hay testigos y de acuerdo a las declaraciones saben más o menos de donde son los agresores.

Tengamos en cuenta que si no hubiesen llegado las dos personas que lo defendieron nadie sabe qué hubiese ocurrido con el muchacho, hasta lo podrían haberlo matado ya que nos contó su padre que cuando él llegó al lugar del hecho minutos más tarde, su hijo se encontraba tirado en el asfalto en posición fetal con un charco de sangre alrededor de la cabeza.

A los que hacemos La Ventana San Rafael, nos encantaría que las autoridades descubran este hecho y que sobre los culpables caiga todo el peso de la ley, para que sirva como ejemplo y que de una vez por todas dejen de ocurrir en este tipo de episodios lamentables en nuestra ciudad, la misma que no hace muchos años atrás se jactaba de tranquila. Por algo se empieza. Que así sea.