El tiempo - Tutiempo.net
LO ÚLTIMO

viernes, 5 de agosto de 2022

Para el gobierno los docentes no ganan poco, el problema es que el gremio es kirchnerista




Cual burla a la inteligencia de los mendocinos, el gobierno liderado por Rodolfo Suárez sigue en la batalla con el sector docente. Si bien una buena parte de ellos están fuera del gremio que los agrupa, el gobierno no duda en afirmar ahora que no es que ganen poco, sino que están frente a un sindicato “K”.

Según advierte de manera literal la página de Prensa del gobierno de Mendoza: “Desde hace dos semanas venimos trabajando fuertemente en mejorar y tener una buena propuesta para todos los docentes de Mendoza”. “Logramos llegar a un 44% de aumento para el mes de agosto que está por encima de la inflación. Propusimos una garantía de $10.000 pesos más que la garantía nacional, todo esto en blanco, pero tenemos un sindicato kirchnerista que acepta la paritaria nacional, que la firma y que decide en Mendoza no bajar a las bases la propuesta, y declarar un paro de 72 horas perjudicando principalmente a los más vulnerables, a los que comen en las escuelas, a los que van a la escuela como un refugio y a todos nuestros hijos que van a escolarizarse. No neguemos el derecho a educar”, expresó el director general de Escuelas, José Thomas, y los ministros de Gobierno, Víctor Ibáñez, y de Hacienda, Víctor Fayad, en una conferencia.

Es que recientemente, el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE), anunció un paro de 72 horas para los días lunes, martes y miércoles de la próxima semana. Frente a ello, el gobierno advirtió que les descontará 24 mil pesos a cada uno. Si bien plantean que su propuesta llega al 44% y que supera la inflación del mes pasado, no aclara que con esa suba los docentes tampoco alcanzan los números oficiales de la canasta básica. Además, el SUTE no representa a la totalidad de los docentes, de hecho, miles son los que decidieron manifestarse, hacer publicaciones en redes sociales y especialmente marchar en contra del gobierno (y en parte también del gremio).

Los docentes y otros trabajadores de la provincia, están entre los peores pagos de Argentina y eso no tiene que ver con la ideología política de nadie. El Kirchnerismo está por demás cuestionado y es sin dudas cuestionable, pues sus máximas autoridades lejos están de la sinceridad al momento de jurar “por Dios y por la patria”, pero eso no parece tener demasiado que ver con que un docente mendocino no pueda comprar lo básico para subsistir un mes. A ellos se les suman los trabajadores de la salud, que también viven fuera de la lógica económica.

Señor gobernador, los medios de comunicación serios no tienen una ideología política, la militancia periodística es un invento propio de personas que escriben o hablan, en virtud de una pauta oficial bastante dudosa pero que se ve beneficiada por la bien entrecomillada “justicia” de esta provincia. Lo cierto es que si una persona está por debajo de la línea de pobreza y realiza tareas fundamentales como educar o sanar a la población, no tiene mucha lógica que permanezca en silencio bajo una estafa sumamente clara. Advertirles que les descontarán parte del sueldo por manifestarse, es un atropello a la libertad, una falta de respeto a la democracia y desde luego, una extorsión.