El tiempo - Tutiempo.net
LO ÚLTIMO

martes, 14 de junio de 2022

“Casa Carballo”: un negocio de rica historia que cerró sus puertas en Goudge






Tras más de medio siglo de trabajo, varias generaciones detrás del mostrador y anécdotas interminables, en Goudge cerró “Casa Carballo”, un histórico negocio del distrito y de San Rafael que en sus mejores épocas trabajó con todo tipo de rubros, pasando por artículos de pinturería, ferretería, alimentos, indumentaria y muchos etcéteras.


Edith Díaz, una mujer que al igual que su madre y su abuela fue empleada de Casa Carballo, dialogó con La Ventana San Rafael y se refirió a la historia de aquel comercio que tanto trabajo le dio al pueblo de Goudge. Ubicado a la vera de la Ruta 160, fue el único negocio de ramos generales que hubo en el distrito. Vendía pintura, tela, ferretería, artículos de corralón, ropa, fiambres, bebida, y surtía al nombrado pueblo y a zonas a zonas aledañas como Las Aguaditas y Atuel Norte, entre otras.

Casa Carballo fue fundado por Josefa Carballo y José Carballo, una pareja oriunda de España. “Ahí estuvo toda una generación de la familia Videla Díaz, que son mi familia, y me refiero a mi mamá, la mamá de mi mamá, etcétera. Fueron empleadas como mucha gente más, pero hablo de esas dos familias porque fueron generaciones. “Fueron más de 50 años de atención al público, bastante más. Es un legado casi cultural de lo que es el distrito, porque es el único y fue el único”, dijo.




Es un comercio que servía también como bar, ya que muchos trabajadores hacían su parada para refrescarse, entre ellos los camioneros o cosechadores que pasaban por el lugar, aprovechando la cercanía a la ruta. Tenía buenos precios y a pesar de las vicisitudes planteadas por la economía, sabían acomodarse a la realidad de Goudge.

Edith destacó que no sólo se trataba de vender, sino de ser útil a la comunidad en otro importante sentido, ya que sus empleados se iban aprendiendo un oficio. “Como esta gente ya venía culta en muchas cosas, hacían que sus empleados salieran siempre aprendiendo oficios, y tal es así que al día de hoy muchos han podido, a lo largo de su vida, tener una buena posición por lo que aprendieron allí, como pintores, albañiles, electricistas”, aseguró.

Eudelina Eulogia Díaz




Hace poco más de una semana falleció a los 75 años Eudelina Eulogia Díaz “Ñata”, tía de Edith, quien fue la última persona que estuvo al frente del local. “Fue una persona muy reconocida en el pueblo, que desde los 12 años estaba detrás del mostrador”, resaltó y aclaró que por ahora no se sabe qué ocurrirá con el edificio, lo que quedará a decisión de los familiares más cercanos.