miércoles, 20 de noviembre de 2019

En Mendoza se redujeron 50% las muertes infantiles domiciliarias

La baja se explica por el éxito que tuvo la estrategia de alta conjunta que se aplica en todas las maternidades de la provincia. En 2016 fallecían 50 bebes por año, mientras que en 2018 ocurrieron 28 muertes domiciliarias.


El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes fue invitado a exponer en el “IV Seminario para Líderes Latinoamericanos de Salud”. Las jornadas se realizaron en la Universidad de Oxford y la Provincia expuso sobre la estrategia de alta conjunta para el binomio madre e hijo.

Esta herramienta sanitaria se implementó en 2016, con la premisa de que todas las maternidades cuenten con un consultorio específico para dar el alta tanto a la madre como al hijo. Una vez terminados los chequeos médicos, las personas se retiran con los turnos programados al centro de salud que corresponde por su domicilio y así el bebé cuenta con el primer control luego del nacimiento y posterior seguimiento.

La directora de Maternidad e Infancia, Mónica Rinaldi, fue la encargada de exponer en Inglaterra junto a Fernanda Sabadín, directora del Hospital Paroissien, que fue el primer hospital en implementar la estrategia. “El alta conjunta es una estrategia de promoción y prevención de la salud con un alto impacto en el binomio madre-hijo”, subrayo Rinaldi.

“En el consultorio se reúne la familia, donde se la guía en todo lo que debe hacer luego del alta. La idea es que ellos puedan sacar todas las dudas para el buen cuidado del bebé y el autocuidado de la mamá. Gracias a esta implementación, vemos una fuerte baja en las muertes infantiles domiciliarias: en el 2016 eran de 50 y en el 2018 fueron 28”, señaló la encargada de Maternidad e Infancia de la provincia.

Vale recalcar que el Ministerio de Salud provincial desalienta los partos en domicilios, ya que no cuentan con toda la seguridad necesaria para que hijo y madre no corran riesgos de vida. “En el seminario había representantes de todos los países de Latinoamérica y felicitaban la postura adoptada. Todos los partos tienen que ser en maternidades según su complejidad”, finalizó Fernanda Sabadín.