miércoles, 7 de agosto de 2019

"Se bajó los pantalones y se me vino encima"

La causa sobre un caso de exhibicionismo que data del 12 de enero pasado en San Rafael, llegó a su fin. El acusado zafó de ir a juicio, pero deberá someterse a una serie de medidas impuestas por la Justicia. 


Una investigación iniciada a principios de año finalizó en los últimos días sin juicio. El implicado era un hombre acusado de mostrarles sus partes íntimas a dos mujeres.

El hecho se produjo el 12 de enero pasado, cuando dos mujeres que caminaba por Gutiérrez e Hipólito Yrigoyen, fueron interceptadas por un sujeto que les mostró su pene.
El acusado es Miguel Ángel Martínez, quien deambulaba por la calle luego de una noche de copas.

"Se bajó los pantalones y se me vino encima, haciendo movimientos de esgrima con el pene", declaró tras el hecho una de las víctimas.

Debido a esto, Martínez fue imputado por exhibiciones obscenas, delito que se pena con una multa de entre $1000 y $15000 (en el caso de que las víctimas sean mayores de edad). Si, por el contrario, son menores, hay cárcel de por medio.

La semana pasada el abogado del hombre ofreció una suspensión de juicio a prueba, algo que fue aceptado por la Justicia. Así, Martínez zafó de ser juzgado, aunque durante un año deberá seguir ciertas reglas de comportamiento.

Entre otras cosas el hombre no podrá cometer ningún otro delito, además deberá realizar un tratamiento por el alcoholismo. En caso de no cumplir con alguna de estas reglas, podrá ser sometido a un juicio.

Fuente: Jornada