lunes, 22 de julio de 2019

Repercusiones por el caso del kinesiólogo sanrafaelino condenado por manosear a pacientes

El Colegio de Kinesiólogos emitió un comunicado por un caso ocurrido en San Rafael, donde un hombre ejerció la profesión sin título ni habilitación y fue acusado por abuso sexual. 


Desde el Colegio Profesional de Kinesiólogos y Fisioterapeutas de Mendoza expresaron su preocupación en relación a la acusación que pesa sobre el falso kinesiólogo Enrique Alejandro Fitt Nidoriz, quien no posee ese título ni habilitación para ejercer la kinesiología.
Desde la entidad afirmaron: "es realmente preocupante el perjuicio que ocasiona a nuestra profesión el manejo de la información por ser falaz e involucrar a los kinesiólogos y fisioterapeutas en un hecho de tan grande magnitud. 

Como ente regulador de la actividad profesional de la Kinesiología y Fisioterapia de la provincia de Mendoza negamos enfáticamente la vinculación del implicado con la profesión y expresamos nuestro pesar por el delito cometido. Poniendo de manifiesto que Fitt Nidoriz se encontraba ejerciendo la actividad de manera ilegal.

Por tanto aprovechamos además para exhortar a la comunidad a solicitarle al profesional -en todos los casos- la matricula habilitante, con el fin de evitar el intrusismo profesional y de esta forma disminuir los riesgos de caer en manos erróneas".

Cabe destacar que Enrique Alejandro Fitt Nidoriz fue condenado a tres años de prisión en suspenso tras admitir su responsabilidad en dos casos de abuso sexual a pacientes.

La defensa del condenado acordó con la fiscal Andrea Rossi, quien dio lugar al procedimiento de juicio abreviado. El proceso ocurrió en abril, pero trascendió en los últimos días.

María Laigle, la magistrada a cargo del caso, condenó a Fitt a tres años de prisión por ser plenamente responsable de dos caso de abusos ocurridos uno en septiembre de 2014 y julio 2017 en su domicilio de calle Quiroga del departamento sureño, donde ejercía servicio de masajes y masoterapia.

La sentencia explicó que en ambos casos, las víctimas acudieron a la propiedad del condenado. Una de ellas con escoliosis y lordosis, sufrió tocamientos, con su mano y con su boca, por parte del "kinesiólogo". La otra concurrió dos veces al consultorio, en la segunda ocasión el empleado Forense la manoseó y hasta mostró su pene.

Desde el Cuerpo Médico Forense de San Rafael, iniciarán un sumario en su contra y será desafectado. Esto ocurrirá a partir del 29 de julio, una vez que finalice la feria judicial.