El tiempo - Tutiempo.net

martes, 16 de julio de 2019

Habrá cárcel para conductores ebrios en Mendoza

El gobernador aclaró que no se impulsará la Tolerancia Cero. Sin embargo agravará las sanciones para quienes no cumplan las reglas. 


Las muertes al volante están a la orden y el problema de los conductores alcoholizados se agrava día a día. Es por eso que el gobernador Alfredo Cornejo enviará un proyecto a la Legislatura para modificar la Ley de Tránsito y endurecer las sanciones, incluyendo la cárcel para quienes no cumplan las normas.
Durante el mes de julio, ya se registraron dos casos resonantes que enlutaron a la provincia. Por un lado, el accidente de tránsito que tuvo como víctima a Julieta Testa, una joven que murió tras salir despedida de la camioneta en la que circulaba con su novio, Sergio Masso. Tras el test de alcoholemia, se determinó que el conductor tenía 1,41 de alcohol en sangre, el triple de lo permitido por ley. También hubo otra víctima fatal en un siniestro vial en Maipú, donde murió un empleado municipal, Alejandro Daniel Manfredini, atropellado por una persona alcoholizada.

Es por eso que ahora el Ejecutivo activó y, tras el receso legislativo, enviará una serie de modificaciones a La Ley de Tránsito. 


“Vamos a modificar la ley pero no con tolerancia cero. En todos los accidentes trágicos que hubo la cantidad de alcohol en sangre fue superior al 0,5 que autoriza la ley. Estamos del lado de las víctimas, hay que tener sanciones más rápidas y más altas para la gente que conduce alcoholizada”, sostuvo el gobernador.

Frente a esto, la idea del Gobierno -que se trabaja en conjunto con el Ministerio de Seguridad y la Agencia de Seguridad Vial-es ser más estrictos con sanciones más fuertes y mejor aplicadas.

“Hoy la multa por alcoholismo es de 18 mil pesos. Entendemos que es muy baja”, indicó Cornejo. Sobre esto explicó que se analizan sanciones relacionadas con la capacidad contributiva. La idea es hacer algo similar al Código de Faltas y además de las multas económicas vinculadas al valor del vehículo, se estudia la posibilidad de trabajo comunitario y arresto de hasta 30 días.

“Un arresto para todos los que cometan faltas de este tipo. Queremos llevarlos a un lugar distinto de la penitenciaría, a El Borbollón para que pierdan la libertad por manejar alcoholizados”, añadió el mandatario.

Los datos de la Policía Vial de la provincia muestran que en lo que va del año hubo 2.284 actas viales por alcoholemia positiva, mientras que en el mismo período en 2018, se registraron 1.322.

Fuente: El Sol