domingo, 10 de marzo de 2019

El cielo lloró en Mendoza

Lloró porque Nuestra Madre Santísima fue tratada con irreverencia por nuestros gobernantes que se ausentaron habiendo dispuesto para el final su paso. 



Por no apreciar nuestras raíces y nuestra tradiciones cristianas y católicas, y... por si esto fuera poco el acto central se vio teñido ideológicamente de verde promocionando la muerte y la ideología de género. ¡Cómo no iba a llorar el cielo!



Qué diría San Martín que dio honor y gloria no sólo a Nuestra Patria sino también la consagró a la Virgen pidiendo su maternal protección, al igual que el General Belgrano que eligió los colores de nuestra Bandera de su Santo manto.

Tantas cosas por decir pero expresaré mis lágrimas a través de este texto, y terminaré diciendo: "El que niega sus raíces, tradiciones y su historia, está condenado a cometer los mismos errores.


Autor desconocido