domingo, 2 de diciembre de 2018

Una deportista que deja en lo más alto a San Rafael y a Mendoza

Rosana Mateos es una sanrafaelina que le ganó a la leucemia, que crece día a día en el mundo del deporte cosechando éxitos y que recientemente obtuvo siete medallas en los XII Juegos Argentinos y IX Latinoamericanos Para Trasplantados, que se realizaron en Salta.


Del 30 de octubre al 3 de noviembre se realizaron en la ciudad de Salta los XII Juegos Argentinos y IX Latinoamericanos para Trasplantados. Durante el evento, participaron más de 400 atletas trasplantados provenientes de todo el país y de Uruguay, Brasil, Colombia, Chile, México, Paraguay, Venezuela y Ecuador, para promocionar la donación de órganos y mostrar la excelente calidad de vida que pueden tener las personas trasplantadas, algo que sin dudas, se logra gracias al ejemplo que logran personas como Rosana Mateos, quien mostró allí, todo su nivel y cosechó gran cantidad de medallas para Mendoza y para su San Rafael natal. Esta participación, además, le dio la clasificación a los XXII Juegos Mundiales para Trasplantados, los que se desarrollarán en agosto de 2019 en Newcastle, Inglaterra.


En esta oportunidad, ganó siete medallas: cinco de oro, una de plata y una de bronce que logró en las disciplinas de natación y en atletismo; tres oros en lanzamiento de bala, ball throw y posta 4 x 400 metros llanos y en natación dos oros en 50 metros mariposa, posta 4 x 50 metros libre, una de plata en 50 metros libres y una de bronce en 4 x 50 metros meddley.

Junto con ella, se inscribieron otros siete mendocinos, lo cual es una disminución, teniendo en cuenta que en juegos anteriores han llegado casi a 20. El ciclista Julio Carrillo de General Alvear, obtuvo tres medallas de oro en las pruebas que realizó; Tomás Alzamora, jugador de tenis y de paddle, consiguió dos medallas plata y dos de bronce; Juan Cortez, logró cuatro medallas de oro en atletismo; Silvina Valente, una medalla de oro y otra de plata en natación; Sergio Díaz, dos de oro y una de plata en ciclismo; Brenda Molina, una medalla de oro y dos de plata en atletismo y Nancy Muñoz, obtuvo, plata en tenis de mesa y oro en petanca.


Cabe decir que, además de la de Salta, se han realizado nueve ediciones de esta competencia en Capital Federal y dos en Mendoza. “En el 2015 fue para mí una de las mejores organizaciones de los juegos, más allá de que haya sido acá en nuestra provincia, el trabajo que se hizo desde ADETRA, asociación que nos nuclea a nivel nacional, el Ministerio de Deportes de la provincia de Mendoza, sumado a la Secretaría de Deportes de la Nación, fue increíble”, recordó Rosana.

Una parte de su historia

Rosana Mateos, hoy de 49 años, nació en San Rafael. Es profesora de educación física. A los 27 años le descubrieron que tenía leucemia, lo que le cambiaría sorpresivamente la vida. Pero su hermano Jorge le realizó una donación de médula ósea para un trasplante que se concretó en el ex hospital Antártida Argentina del barrio porteño de Caballito. Además, recibió el apoyo incondicional de sus demás seres queridos, entre ellos el resto de sus amigos, como así también sus amigos, lo que la ayudó a lograr una importante recuperación.

“La actividad física es lo que más me gusta en la vida. Después del trasplante tener la oportunidad de seguir haciéndolo, ha sido un lujo para mí y esto de ir al reencuentro con tantos amigos que me ha dado la vida, es lo más”, asegura.

En varias entrevistas, ha expresado que no se siente “un ejemplo de vida”, que a pesar de la cantidad de medallas que ha logrado compitiendo tanto en Argentina como en otros países, el mensaje que siempre ha querido dar, es la importancia de concientizar y mostrar que se puede tener calidad de vida después de recibir un trasplante, además de generar conciencia para los que donan, para aquellos que brindan amor desde la solidaridad.

En 1998 trajo al país su primera medalla de oro luego de ganar una prueba de 50 metros en natación, en los Segundos Juegos Argentinos de Trasplantados. Luego, compitió en los Juegos Mundiales en Hungría, donde ganó dos medallas de oro y dos de bronce. En 2001 se fue a Japón, en 2003 a Francia y en los años posteriores estuvo en Canadá, Tailandia y Australia, donde también marcó presencia.

Mamá de una Leoncita

Rosana es mamá de Priscila, que hoy tiene 22 años, y que forma parte del seleccionado argentino juvenil femenino de hockey sobre césped, Las Leoncitas. La joven heredó la pasión por el deporte de su mamá, que lo define como “su vida”.