jueves, 10 de mayo de 2018

Caso Fortunato: Julieta Silva complicada por la declaración de un nuevo testigo

Un testigo clave podría complicar a Julieta Silva en la causa que investiga la muerte de Genaro Fortunato, el 9 de septiembre del 2017 en San Rafael. 


Se trata del sereno de una fábrica de gaseosa que se encuentra al frente del lugar donde se produjo el accidente que provocó la muerte del rugbier.

El testigo es Matías Hidalgo, sereno de una fábrica de gaseosa aportó datos fundamentales. Según lo relatado él vio "cuando el vehículo salió hacia atrás, el chico trató de abrir la puerta, el auto hizo para atrás y fue hacia adelante por calle El Chañaral en dirección a calle Las Vírgenes".

El nuevo testigo explicó detalladamente donde estaba aparcado el automóvil: "Estaba estacionado entre una rotisería y una casita que da frente al portón de la fábrica".

"El auto salió medianamente despacio, no es que salió rápido; y vi el forcejeo. El muchacho forcejeaba la puerta del conductor mientras salía del estacionamiento, siempre al costado del conductor; y cuando salió el auto sale despacio, el chico corrió a la par -al costado del conductor-, después escuché el ruido de las ruedas que salieron más rápido, pero no observe más nada", explicó el hombre.

Actualmente Julieta Silva está imputada por homicidio simple en la modalidad de dolo eventual, y de manera alternativa, a homicidio culposo agravado. Se encuentra detenida con prisión domiciliaria mientras se define su situación procesal.