La Ventana San Rafael | Últimas Noticias de San Rafael, Mendoza, Argentina y el Mundo.

Un estudio científico descubrió un fármaco que podría combatir la adicción al alcohol

Según una investigación, el compuesto de un fármaco podría ser de ayuda para combatir la adicción a las bebidas alcohólicas.


El Trastorno por Consumo de Alcohol (TCA) es una afección médica caracterizada por la capacidad disminuida de detener o controlar el consumo del alcohol a pesar de las consecuencias adversas sociales, ocupacionales o de salud.

Esta condición puede tener impactos significativos en la salud física y mental de quienes lo padecen. su consumo aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, trastornos gastrointestinales o problemas neurológicos. A nivel mental, se vincula con trastornos de ansiedad, depresión y deterioro cognitivo.


Nuevo hallazgo

Médicos y científicos de la Facultad de Medicina Comunitaria de OU-TU y la Universidad Estatal de Oklahoma, en Estados Unidos, compartieron un estudio en la revista The Journal of Clinical Psychiatry sobre la primera evidencia en humanos para reducir síntomas de adicción.

Un estudio descubrió que el compuesto de un fármaco, denominado semaglutida, utilizado para el tratamiento de la diabetes con el nombre de Ozempic, y para la pérdida de peso con el nombre de Wegovy, podría ser de ayuda para combatir adicciones por alcohol.

"Se ha centrado en la posibilidad de que la semaglutida pueda tener aplicaciones más amplias", explica el documento. Además, puede llegar a tener un gran impacto en las "conductas adictivas como la reducción del ansia de drogas y el consumo de alcohol".


La semaglutida reduce los niveles de dopamina, una sustancia que se libera cuando se consume alcohol. Esto hace que el alcohol sea menos placentero.

¿Cómo se llegó a este compuesto?

La primera evidencia surgió cuando 6 pacientes, que recibieron semaglutida para bajar de peso, también dieron positivo en pruebas de detección del trastorno por uso de alcohol (AUD). De esta forma, se pudo comprobar una disminución significativa y notable en las puntuaciones de la Prueba de Identificación de Trastornos por Consumo de Alcohol (AUDIT).


"Mientras tomaban el medicamento bebían menos cantidad y también tendían a beber con menos frecuencia", indicó Jesse Richards, director de medicina de la obesidad y profesor en la Escuela de Medicina Comunitaria OU-TU.

Si bien la investigación no ofrece pruebas científicas contundentes que respalden el uso de estos medicamentos para tratar el trastorno por consumo de alcohol, es un gran avance para estudios futuros.

Fuente: Canal26
Noticia Anterior Noticia Siguiente
La Ventana San Rafael | Últimas Noticias de San Rafael, Mendoza, Argentina y el Mundo.