La Ventana San Rafael | Últimas Noticias de San Rafael, Mendoza, Argentina y el Mundo.

El milagroso testimonio de un hombre que visitó a Leda, la mujer que cura con las manos: ''Estaba ciego y volví a ver''

A Ricardo los médicos le habían dicho que su condición no tenía cura. Sin embargo, asegura que la mujer lo salvó y le cambió la vida.

Cientos de creyentes se acercan a la Catedral de Rosario para visitar a Leda, la mujer de 44 años que con la imposición de manos hace milagros y que se encuentra avalada por la Iglesia Católica. Celia Cuccittini, la mamá de Lionel Messi, y la periodista María Belén Ludueña son solo algunas fieles que acudieron a ella. En esta ocasión, la visitó Ricardo, un hombre que brindó un increíble testimonio: “Estaba ciego y Leda me devolvió la vista”.

Según su relato, se encontraba a punto de perder la visión a causa de la sequedad ocular, y tras realizarse diferentes estudios, los expertos le dijeron que no había cura y que su condición era irreversible. “Los médicos ya no sabían qué hacer”, contó.

Pero todo cambió hace un año y medio, cuando decidió ir a visitar a Leda para que lo cure mediante sus manos e inmediatamente comenzó a notar los resultados: “A mí no me lagrimeaba el ojo, lo tenía seco. Ella me hizo la imposición de manos y al primer día yo lloraba, te juro que lloraba de emoción de que podía lagrimear”.

Ricardo notó las mejoras en su vista de forma inmediata, y sin tener ninguna explicación de la ciencia, pudo volver a manejar y ver a la perfección. Gracias a este milagro y su repentina recuperación, cosa que los médicos no supieron explicar, pudo volver a tener una vida normal.

“Leda me salvó la vista”, expresó en diálogo con Telenoche, y aconsejó a las personas que duden en ir o no: “Vengan con fe que seguramente van a salir adelante”.


Leda, la mujer que tiene ''un don de Dios''

Leda es una mujer de 44 años que se dedica a la “sanación”, avalada por la Iglesia Católica, desde hace ocho años. Ella comienza sus oraciones cantando y brindándole bendiciones a todos.

La mujer aseguró que posee un “don de Dios”, y destacó que “lo más importante es poder comunicarle a la gente que Dios está en medio nuestro”. En este sentido, las personas que la visitan contaron cómo los curó.

Todos los martes cientos de fieles asisten a la Catedral de Rosario para recibir la sanación de Leda. Un hombre que acudió a ella porque había perdido la vista de un ojo, contó sorprendido que al momento en que le hizo imposición de manos, inmediatamente comenzó a lagrimear. “Es increíble lo que pasó”, confesó.

Cuando les preguntaron a los creyentes qué sentían al estar frente a ella, todos coincidieron en que lo veían como un momento único y se quedaban completamente paralizados, sin poder creerlo. “Yo no le pude ni hablar directamente”, mencionó una de las fieles.

“Es como estar en manos de Dios, yo lo siento así. Me dio un mensaje hermoso. Me sanó”, relató entre lágrimas, una de las mujeres entrevistadas. “Es un antes y un después. Se siente en el pecho, en el corazón”, concluyó.

Fuente: Canal26
Noticia Anterior Noticia Siguiente
La Ventana San Rafael | Últimas Noticias de San Rafael, Mendoza, Argentina y el Mundo.