El tiempo - Tutiempo.net
LO ÚLTIMO

viernes, 5 de agosto de 2022

Nuevas precisiones sobre la quita de subsidios





El hogar que consuma por encima del límite sólo perderá el subsidio por el diferencial, mientras que mantendrá el beneficio por el resto de su demanda eléctrica.


El Gobierno aclaró que el nuevo esquema de techos de subsidio a los servicios de luz y gas no implica que superado el umbral se pierde todo el beneficio, sino que solo queda sin aporte estatal el diferencial que esté por arriba del máximo.

Por ejemplo, en el caso de la electricidad, el umbral definido de hasta 400kw/h mensuales implica que hasta ese tope, el subsidio sigue igual que como estaba definido antes de los últimos anuncios. Si el consumo, en cambio, supera ese techo, se cae el subsidio por cada kilovatio/h adicional. En el caso del gas, correría un sistema similar, aunque las precisiones recién llegarían la semana que viene, luego de la designación de las nuevas autoridades en la Secretaría de Energía, ya que todavía no hay reemplazante de Darío Martínez. Por otro lado, los usuarios que no completaron el formulario de segmentación, salen del listado de beneficiarios del subsidio.

Con la llegada de Sergio Massa al frente de un Ministerio de Economía unificado y con la suma del poder político bajo su manga, el Ejecutivo va por un esquema de quita de subsidios más agresivo del que estaba planteado desde la gestión de Martín Guzmán y que continuó Silvina Batakis.

Por un lado, desde agosto comienza a regir el "trazo grueso" del formulario de segmentación. Según dijo Massa, hay 9 millones de usuarios que mantienen los subsidios y hay otros 4 millones que no, ya que no completaron la ficha. Los usuarios que dejan de percibir subsidios, porque no hicieron el trámite o porque están dentro de la categoría de "ingresos altos", enfrentarán tres incrementos de acá hasta fin de año que eliminarán totalmente el componente subsidio de las tarifas.

Esas subas todavía no están detalladas, puesto solo en el caso del gas el Gobierno ya definió la trayectoria ascendente del precio mayorista y todavía faltan los cargos fijos y variables de las distribuidoras para poder calcular el impacto en la boleta. En electricidad, el Ejecutivo todavía no comunicó la trayectoria del precio mayorista.

El formulario, según dijo Massa, ya cerró. Sin embargo, las entidades de consumidores piden la reapertura para los usuarios que no se anotaron pero que cuentan con las condiciones para seguir recibiendo el subsidio. "De otra manera, en septiembre, cuando lleguen las boletas, va a haber inconvenientes sociales", advierte el titular de la entidad Deuco, Pedro Bussetti.
Nuevas quitas

Además de aquel "trazo grueso", habrá quitas para usuarios que hasta ahora supuestamente no iban a ver modificados los subsidios de acá hasta fin de año. El ministro Massa justificó esa decisión en la necesidad de promover el ahorro energético.

El contexto global al que apeló Massa para argumentar la medida, es delicado. En particular, varios países de Europa, que dependen de Rusia para el abastecimiento energético, están aplicando fuertes subas tarifarias para forzar el ahorro en el consumo y adelantaron que pueden llegar a llevar adelante un plan de racionamiento.

En el caso nacional, la suba de los precios de los energéticos está teniendo fuerte impacto en materia de divisas, ya que en lo que va del año el Banco Central destinó unos 8800 millones de dólares por ese concepto. También hay impacto fiscal, en la medida en que los subsidios aumentan para no trasladar los valores a las tarifas.

El Gobierno difundió precisiones sobre las nuevas quitas. Se trata de un esquema que introduce un techo de consumo, de 400kw/h, a partir del cual dejan de correr los subsidios. Si el hogar consume menos que el umbral, continúa recibiendo el aporte estatal. Según detallaron en la Secretaría de Energía, el 70 por ciento de los usuarios residenciales de Edenor y Edesur consume menos de 325 kw/h y el 80 por ciento está por debajo del techo de los 400 Kwh. Esos datos incluyen a los beneficiarios de la tarifa social, que sigue vigente sin cambios recibiendo el beneficio.

Más allá de que el esquema del umbral de consumo no afecta a la tarifa social, Bussetti advierte que hay un universo de usuarios muy relevante que no cuenta con acceso al gas de red para calefacción y que incluso requiere de bombeo eléctrico para tener agua. Son hogares que registran consumos de luz altos a raíz de esas condiciones y no por un tema de derroche energético. Se espera que la semana que viene haya precisiones en cuanto al servicio de gas y de agua.




Fuente: Página12