miércoles, 13 de noviembre de 2019

Fallo de la justicia por mala praxis en Mendoza: Fue a operarse una hernia y le sacaron la vesícula

La mala praxis ocurrió en Mendoza en 2013. Ahora, la Justicia falló en favor de la paciente y tendrán que resarcirla por daño moral.


La mujer ingresó al hospital Italiano de Mendoza por un fuerte dolor abdominal. Después de hacerse varios estudios los médicos diagnosticaron una hernia inguinal y pusieron fecha para una intervención. Sin embargo, durante la operación, el cirujano se equivocó y le extirpó la vesícula. Seis años después, tendrán que indemnizarla con unos 525 mil pesos.



Cuando el doctor Jorge Nefa le dijo que tenían que operarle la hernia, ella siguió todos los pasos tal cual se lo indicaron. Compró la malla de contención que iban a aplicarle después de la cirugía y se presentó en el hospital para su internación el 2 de septiembre de 2013.

La operación, le dijeron entonces, había sido un éxito. Un día después la dieron de alta. La mujer volvió a su casa, pero los dolores que la habían llevado a consultar en primer lugar se fueron con ella y a las dos semanas todavía persistían. Así fue como regresó al hospital dos semanas después.

El profesional que la atendió minimizó los síntomas y atribuyó el dolor a un efecto de la anestesia tal vez un exceso en la alimentación, publicó el diario Los Andes. Le dijo que no hacía falta que volviera al hospital. Pero un mes después recibió el resultado del estudio patológico y la causa de sus dolores por fin se reveló: le habían extirpado la vesícula biliar en lugar de la hernia inguinal izquierda.

El insólito error terminó en una demanda civil contra la obra social y contra el hospital, al considerar que “fue sometida negligentemente a la extracción de un órgano normal para su edad y arriesgada innecesariamente a una anestesia total”, lo que le provocó “un daño resarcible pues continúa con el mismo problema de dolor en el abdomen y pierna izquierda, con el mismo riesgo y sin posibilidades de efectuar el más mínimo esfuerzo por lo que estima que padece una incapacidad del 70%”.

Por todo esto, el abogado de la mujer pidió una indemnización discriminada de la siguiente manera: daño emergente por extracción de la vesícula biliar, lucro cesante y pérdida de chance, la cantidad de pesos doscientos mil ($ 200.000); por gastos médicos, la suma de pesos veinticinco mil ($ 25.000) y por daño moral, pesos trescientos mil ($ 300.000).

Fuente: TN