El tiempo - Tutiempo.net
LO ÚLTIMO

sábado, 23 de julio de 2022

General Alvear, ¡qué lindo es caminarte!








Hablar de la idiosincrasia de un pueblo, no es fácil, para poder definirlo, es necesario convivir un determinado tiempo en un lugar, y entonces de acuerdo a los valores y expectativas de cada quien se puede medianamente definir, lo que define un lugar.


En una tarde, no es mucho lo que se puede conocer de un lugar, sin embargo, como suele decirse...un botón de muestra basta, los demás a la camisa.

En una tarde la experiencia vivida, me basta para poder decir que General Alvear, la PUERTA DE ORO del sur mendocino, me ha dado motivos más que suficientes para decir...UN EJEMPLO A IMITAR.

Estacionar el vehículo y dirigirse corriendo a buscar un lugar donde vendan tarjetas de estacionamiento...NO ES NECESARIO. Primero porque quien te vende la tarjeta te dice: no se preocupe, los agentes de tránsito municipales, pasan y al ver su vehículo estacionado sin tarjeta toman nota del horario y vuelven a pasar diez minutos después y vuelven a verificar. O sea le dan tiempo a que un desconocido del lugar pueda acceder a la tarjeta de estacionamiento correspondiente.

O bien si un controlador de transito ve que usted está estacionando, espera a que termine la maniobra y luego amablemente le ofrece la oblea.

Detalle que desde el primer momento, le hacen sentir a uno que no lo están esperando para hacerle la multa, sino que le están facilitando la tarea que uno va a desempeñar en ese momento.

A partir del momento de estacionar uno se transforma en un peatón más. QUE GUSTO ES CAMINAR EN GENERAL ALVEAR, peatones y ciclistas tienen absoluta prioridad. Atravesar una avenida sin semáforos, pareciera ser una peligrosa odisea, NO ES ASI EN GENERAL ALVEAR, el peatón TIENE PRIORIDAD, todo automovilista que ve que un peatón va a cruzar, detiene inmediatamente su marcha. Quienes no estamos acostumbrados a ese respeto, más allá de maravillarnos, nos faltan gestos para agradecer tanta amabilidad.

Otro detalle que llama poderosamente la atención, en este momento donde predomina el mal humor y las ansias de vender, es que cuando uno va a buscar determinado artículo y en la tienda no lo tienen, le informan cordialmente donde puede encontrarlo.

Un negocio o una tienda puede ser que tenga la suerte de tener dependientes tan excelentes, pero cuando este gesto se repite, en una, dos y hasta siete tiendas, una empieza a descubrir, que es parte de una conducta social habitual, y de allí a ser parte de la IDIOSINCRASIA de un pueblo hay un solo paso.

Entrar a un comercio, realizar una compra y que un empleado del lugar se ofrezca a traer una cajita para transportar la mercadería comprada, sigue confirmando, que las actitudes de servicio son un lugar común, y un accionar natural de un lugar.

Una tarde, un corto tiempo donde, se puede descubrir un lugar donde el respeto no se profesa...se ejerce en cada uno de sus ciudadanos.

General Alvear, Puerta de oro del sur mendocino...¡qué lindo es caminarte!

Por: Fany Saud