El tiempo - Tutiempo.net

miércoles, 7 de abril de 2021

Hondo pesar por el fallecimiento del Hermano Eugenio Magdaleno

Hondo pesar por el fallecimiento del Hermano Eugenio Magdaleno



La comunidad religiosa y parte de la comunidad estudiantil local están de luto por el fallecimiento del Hermano Eugenio Magdaleno, uno de los mayores referentes del Colegio de los Hermanos Maristas en San Rafael. Hombre del mundo que hasta fue docente del papa Francisco.


El hermano Eugenio Magdaleno, fue un hombre de fe que fue muy querido y respetado por sus pares y, especialmente, sus alumnos. Había nacido en España, llegó a nuestro país en 1959 y también vivió en varios países por temas vinculados a estudios y a cargos relacionados con el sistema educativo. En el año 2010 se hizo cargo de la dirección del colegio de los Hermanos Maristas en nuestro departamento.

Provenía de una familia de agricultores y se crió en Castilla. Había estudiado en una escuela estatal y para continuar capacitándose y estudiando debía concurrir a un colegio Maristas que estaba a cinco kilómetros de su hogar. Fue al noviciado por invitación de un hermano marista y a los 18 años los destinaron a nuestro país, más precisamente a Luján, Buenos Aires, donde prestó servicios en la escuela Normal Champagnat.






Terminó de maestro normal en primer grado e hizo el profesorado de Lengua y Literatura. Luego fue a Roma, Italia, donde estudió Literatura y Lengua Francesa. En la década del 70, en una Universidad del Salvador, fue profesor de Jorge Bergoglio, el papa Francisco. Es que un día, el decano de aquella institución tenía que viajar a Estados Unidos y le pidió al hermano que dictara una materia. Bergoglio cursaba un doctorado y le faltaban algunas materias para terminar. En el año 76 volvió a la Argentina, ya para radicarse, tras haber pasado por otros países de América Latina e incluso de África.

Como religioso dictó innumerables conferencias, con un amor por el prójimo inigualable, que lo hizo ganarse mucho afecto. Fue profesor, director de escuelas y en el 2010 se hizo cargo de la Dirección general del colegio Maristas y del colegio La Buena Madre en nuestro departamento.

Falleció este miércoles, a los 87 años. Desde el Colegio de los Hermanos Maristas expresaron: “Defensor de las causas justas, solidario como pocos, generador de encuentros, sabio en las reflexiones, con un corazón abierto y empático para escuchar. Siempre dispuesto a todo. Nos dejó una frase, que si bien no era de su autoría, lo dice todo: ‘Sólo queda lo que damos’. Y así fue, de él nos quedará todo lo que nos transmitió durante tantos años sembrando la Palabra y el Carisma de Champagnat. Que brille para el queridísimo Hno. Eugenio Magdaleno la luz que no tiene fin”.