El tiempo - Tutiempo.net

viernes, 11 de septiembre de 2020

La UEC San Rafael realizó un emotivo homenaje al Doctor Cabral

La UEC San Rafael realizó un emotivo homenaje al Doctor Cabral



La Unión Empleados de Comercio de San Rafael, realizó un sentido homenaje al Doctor Humberto Edgardo Cabral, “Tito” quien falleció el pasado mes de agosto.


Homenaje a nuestro amigo “Tito”, el Doctor Cabral

"En tiempos donde parece que cada noticia tiene la capacidad de ser peor que la anterior; donde el dolor, el estupor y la incertidumbre se apoderan de las tapas de los diarios y portales y los minutos de radio y televisión, homenajear a la gente de bien, a quienes dejan ejemplo y huella se vuelve más que necesario, imprescindible.

Por eso, la familia grande que formamos la Unión Empleados de Comercio, OSECAC y el Gerenciamiento Médico, queremos que la pérdida de un excelente profesional y extraordinaria persona como fue nuestro amigo Humberto Edgardo Cabral, “Tito”, tenga un pequeño pero merecido y genuino reconocimiento a su mensaje de vida.

Tito hizo mucho más que prestar servicios profesionales en nuestras instalaciones, él acompañó cada proceso, de expansión en las buenas y resistencia en las difíciles, de nuestro sistema de salud hasta días antes de su fallecimiento por este virus que no permitió ni siquiera decirnos adiós.

La sala de rayos X de nuestros Policonsultorios de OSECAC tiene desde hoy un pequeño homenaje con la imposición del nombre de una persona digna, íntegra y compañera. Será de ahora y para siempre la sala “Tito” Cabral. 



No podemos compartirlo con sus seres queridos, su familia y amigos, no podemos hacer de esto un motivo para recodarlo, abrazarnos y expresarnos el afecto y admiración que tenemos por él y su legado, pero quedará plasmado para siempre su nombre en la sala en la que nos acompañó durante muchos años.

Días antes de que este virulento virus se llevara a Tito, nos mandaba un mensaje avisándonos que dejaría de ir para preservar su integridad y donde expresaba en dos líneas lo que era OSECAC para él y lo que él era para nosotros: “Estoy siempre a vuestra disposición y espero sepan interpretar. Ya que para mí Osecac es mi segunda familia.”

Eso era Tito para nosotros, parte de nuestra segunda familia. Esta familia, que echará de menos a una excelente persona, no lo va a despedir sin más. Tito seguirá entre nosotros, con el ejemplo, la calidad, la excelencia y afecto que brindó a cada paciente, compañero de trabajo y amigo que dejó en nuestra institución.

Hasta siempre, Tito"