El tiempo - Tutiempo.net

martes, 15 de septiembre de 2020

Estudian regular la investigación científica y el uso medicinal y terapéutico de la planta de Cannabis y sus derivados

Estudian regular la investigación científica y el uso medicinal y terapéutico de la planta de Cannabis y sus derivados



Integrantes de la comisión de Salud, que preside Hebe Casado (PRO), recibieron al diputado José María Videla Sáenz (FR) con quien se avanzó en el análisis de la normativa de su autoría que busca “regular en la Provincia de Mendoza la investigación científica y el uso medicinal y terapéutico de la planta de Cannabis y sus derivados”, además de adherir a la Ley 27.350.


Los integrantes de la comisión consideraron que es el “más completo” y por el que se han realizado las consultas pertinentes con funcionarios del Poder Ejecutivo. Se le acumularán también las iniciativas en el mismo sentido de Germán Gómez (FdT-PJ), Hebe Casado (PRO) y Pablo Priore (PRO-MC).

Videla Sáenz explicó que la intención es regular y abocarse a “la producción y desarrollo de toda la cadena de valor del Cannabis y sus derivados para reemplazar las importaciones que hace el Ministerio de Salud”. Aclaró el legislador que “hemos sido de las provincias pioneras en el uso del Cannabis con fines medicinales y científicos. Hay una ley provincial (N° 8.962) que está vigente y ha sido previa a la 27.350 que es la Ley nacional que regula todo el tema del Cannabis y su uso científico y medicinal”.

Indicó el legislador que se harán modificaciones en la reglamentación de la Ley nacional por lo que tratar de generar en la provincia nuevos desarrollos, “puede darnos una ventaja por la nueva reglamentación que va a haber”.

“Desde marzo de 2018 a abril de 2019, la provincia de Mendoza importó 15 millones de pesos de aceite de Cannabis desde Canadá y Estados Unidos” afirmó Videla Sáenz y remarcó las ventajas que se obtienen por este proyecto de ley: “Primero, reemplazar las importaciones”, pero además, “si se desarrolla la cadena de valor y si se desarrolla todo en Mendoza, generarle a las personas que necesiten acceder a cualquier producto derivado de Cannabis para su uso científico o medicinal, tener la posibilidad de que esos productos estén controlados por ANMAT y no estén accediendo, como está haciendo muchísima gente, a productos que no tienen controles o tienen alguna irregularidad”.

A su vez, el legislador aclaró que el objetivo con el cultivo de Cannabis en la provincia está orientado a “producir localmente, no importar” y que dentro del articulado se expresa que “el Poder Ejecutivo provincial va a propiciar la participación de personas humanas, jurídicas, públicas o privadas para el desarrollo de los proyectos”, obviamente indicó, “cumpliendo con todas las reglamentaciones establecidas en la Ley 27.350”.

Cerró el legislador al indicar que el proyecto apuntaría “a generar un desarrollo productivo que va a impactar en la salud dando mayor acceso a la población, a acceder a productos con control y productos con un precio mucho menor porque van a ser productos realizados en la República Argentina, en nuestra provincia, y no productos importados como sucede hoy, de Canadá o Estados Unidos que son quienes nos han estado proveyendo de los aceites de Cannabis que ha comprado el Ministerio de Salud y que son los que se pueden comprar desde el punto de vista legal y controlado”.

“¿En qué favorecería este proyecto? En que al tener un mayor desarrollo controlado por el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), el INASE (Instituto Nacional de Semillas), y por todos los otros organismos nacionales, se va a empezar a desarrollar más, van a haber más estudios y va a haber provisión, y hasta de semillas para el autocultivo, que es también el problema que tienen (familias con integrantes enfermos)”, sintetizó el legislador.

Manuel Vilapriño, médico psiquiatra (especialista en adicciones) y asesor de la comisión, se explayó sobre las diferenciaciones que deben realizarse de acuerdo a las semillas, los aceites que se obtienen de ellas y las propiedades de cada producto, entre otros. Además repasó diferencias entre el THC, el CBD y el cannabinol, advirtiendo que “se debe ser muy riguroso” con esto.

Agregó el especialista que se debe realizar seguimiento muy serio de las propuestas que se realicen en torno al autocultivo para poder evitar posibles inconvenientes que conduzcan a un problema sanitario.

Los presentes en la reunión por Zoom coincidieron con Videla quien se expresó sobre la rigurosidad de los controles y reflexionó: “Por ejemplo, yo preferiría ir y comprar un producto controlado por ANMAT, regulado y con la experiencia; y no ponerme a plantar 150 días para tener un producto en 200 días que no sabría yo qué es. Por eso creemos que hay que darle el marco, y este proyecto favorecería aquello”.

Finalmente, se indicó que si se produjeran estos cultivos en la Argentina con el respaldo científico necesario, también se abre la posibilidad a que las obras sociales puedan reconocer estos aceites obtenidos y facilitar el acceso a las familias que precisan su utilización para paliar efectos de alguna patología específica, como ya se ha comprobado.

El análisis en la comisión continuará sobre el proyecto de Ley de José María Videla Sáenz por considerarlo el más completo y el que ha sido trabajado con el Poder Ejecutivo provincial; aunque se le acumularán otras iniciativas de los diputados Germán Gómez (FdT-PJ), Hebe Casado (PRO) y de Pablo Priore (PRO-MC).