El tiempo - Tutiempo.net

miércoles, 27 de mayo de 2020

Comercios vinculados a la pesca piden volver a trabajar

Acompañados por muchos pescadores que ven en esa actividad un notable método para contrarrestar el estrés, propietarios de negocios de artículos de pesca y de camping, personas que alquilan balsas y otras embarcaciones, piden que desde el Estado se los tenga en cuenta en la creciente flexibilización de la cuarentena.


En diálogo con La Ventana San Rafael, Mauricio Peré, propietario de La Línea Pesca explicó que desde que comenzó la cuarentena tiene las ventas caídas. Si bien hubo una flexibilización que le permitió abrir el local para atender según la terminación de los números de documento de los clientes, la imposibilidad de llevar adelante actividades náuticas o de turismo interno, le ha causado pérdidas enormes. Como el suyo, San Rafael tiene otros cinco comercios similares que trabajan en la venta de artículos de pesca, a los que hay que sumarles otros que si bien no comercializan exclusivamente ese tipo de productos, han notado claras pérdidas. Además del pago de impuestos y alquileres, hay que sumarles muchos otros gastos, incluyendo a los empleados, es decir que la situación está perjudicando la economía de muchas familias. “En este tiempo he vendido un termo y algunos materiales para pesca con mosca, pero nada más: cañas, reeles, anzuelos, boyas, ni artículos de camping, nada de nada”, lamentó Peré y agregó: “La gente no compra nada, lo único que hacen es consultar si sabemos ‘cuándo se habilita la pesca’”.


Si bien de manera privada no han elevado reclamos a organismos estatales, la Asociación Mendocina de Pesca con Mosca y el Club de Pescadores han presentado protocolos a fin de que se habilite esta actividad siguiendo las medidas de higiene y seguridad pertinentes, entre las que están la disminución en el número de personas en las embarcaciones y también en los autos para trasladarse hasta los lagos del departamento. Las entidades se han referido a la flexibilización de la actual prohibición como “pesca saludable”, teniendo en cuenta que psicólogos y otros profesionales encuentran en esa actividad una manera de luchar contra el estrés que, justamente, puede causar en constante encierro.

Consideran que existe una clara contradicción por parte del Estado entre prohibir este tipo de actividades al aire libre y la habilitación desde este jueves de bares y restaurantes, independientemente de la distancia que pueda existir entre las mesas.