domingo, 3 de noviembre de 2019

Las claves del plan económico de Alberto Fernández

Renegociar la deuda, bajar las tasas de interés, subir el mínimo no imponible de Ganancias, reducir aportes patronales y desindexar tarifas de servicios públicos forman parte de los primeros pasos en materia económica que quiere dar Alberto Fernández en su Presidencia, trascendió hoy. 


Según cuenta el periodista José Calero en NA, el nuevo mandatario buscará aplicarlos mediante una ley de emergencia de largo aliento que incluirá un llamado a un acuerdo de precios y salarios que rondaría entre 30% y 35% para todo 2020, con el objetivo de bajar las expectativas inflacionarias.
Así, espera ejercer una fuerte presión sobre el costo de vida que lo reduzca en unos 25 puntos con relación al 2019 negro con que terminará la Argentina.

El objetivo de Fernández sería crear un Consejo Económico y Social de fuerte peso político, cuya dirección podría recaer en Roberto Lavagna, en una decisión que el futuro presidente conversó con Cristina Kirchner.

A cambio, Lavagna exigiría una amplia capacidad de maniobra y gran margen para adoptar decisiones ejecutivas, por lo cual la jugada es de amplio riesgo.

El futuro presidente aspira a que el Congreso le otorgue amplios poderes para hacer y deshacer en materia de impuestos, gastos, sistema financiero y cambiario, y, en especial, deuda.

Entre las medidas en estudio también se analiza cómo reforzar el poder adquisitivo de jubilaciones, pensiones y planes sociales.

Pero sobre todo se impulsarían cambios en el sistema de subsidios para lograr algo que ningún gobierno pudo hasta ahora: que esos planes se transformen en empleo, sobre todo de mano de obra intensiva, como los ligados a la obra pública, para lo cual ya se habría comenzado a hablar con las organizaciones sociales.

Pero para que semejantes planes prosperen, Alberto Fernández deberá primero lograr el gran objetivo: postergar por al menos dos años los vencimientos de deuda con fondos de inversión y cerrar un acuerdo de facilidades extendidas por 10 años con el FMI.