domingo, 10 de noviembre de 2019

Fontán Guzmán fue condenado a 15 años por el crimen del ingeniero sanrafaelino Matias Lozano

La fiscalía había pedido 20 años de pena y la querella solicitó 22, en cambió el defensor fue por el mínimo de ocho años.  


Marcos Fontán Guzmán (20) fue condenado a 15 años de prisión por el asesinato del ingeniero Matías Lozano (34). 
La fiscal de Homicidios, Eugenia Titanti había solicitado 20 años de condena, mientras que el abogado que representó a la familia de la víctima por la querella, Luis María Varela, apuntó un poco más alto y solicitó una condena de 22 años de prisión.
En el caso del defensor particular, Gabriel Gutiérrez, fue por el mínimo previsto y solicitó una condena de ocho años de prisión efectiva.

En una lectura de los fundamentos abreviados, el magistrado explicó que si bien Fontán Guzmán comprendía la criminalidad de sus actos, esto se vio atenuado por "los informes médicos que dan cuenta que tenía un trastorno de personalidad, que había motivado que la semana previa al hecho estuviera internado".

Agregó que antes del hecho, "la madre -de Fontán Guzmán- que tiene conocimientos de medicina, lo había notado agresivo previo al alta médica y se opuso al alta del psiquiatra. Pidió más medicación". Agregó que los especialistas que hablaron dijeron que el imputado "estaba depresivo y cursaba una inestabilidad mental que incidió en la comisión del hecho".

Por último, Zabala fundamentó "que la pena ajustada que corresponde poner en base a los delitos que le son imputados, es la pena de 15 años de cumplimiento efectivo e inhabilitación por tiempo indeterminado". Anticipó que el su sentencia completa será enviada por correo electrónico a las partes en un plazo máximo de cinco días, como lo establece el código procesal.

La lectura del juez fue sucedida por un grito de lamento de la madre del ingeniero asesinado. Al salir de la sala, la mujer manifestó su descontento por la sentencia y anticipó que apelará la sentencia. Su abogado, Varela, anticipó que tienen diez días para estudiar el fallo y presentar la impugnación. 



Manifestó sentirse "decepcionado porque esperábamos más. Habíamos solicitado 22 años. El juez dicto 15 y escuchando los agravantes y atenuantes, y hay muchos de los agravantes que nosotros planteamos y el juez lo desestimó". Puntualizó que Lozano agonizó durante tres horas en su departamento y que esa información fue confirmada por pericias de una médica forense y relató que a pesar del testimonio de la especialista "el juez no se con que fundamentos, no lo toma como un agravante del homicidio. Tampoco toma como agravante la situación de indefensión que tenía la víctima. Será objeto de estudio para una apelación".

El jurado popular lo declaró culpable

El 12 de septiembre Fontán Guzmán fue declarado por un jurado popular como responsable del crimen. Se lo acusaba por el delito de homicidio simple, robo y estrago doloso.

Se lo imputó por un hecho ocurrido el 28 de noviembre en el domicilio de la víctima. En el lugar se encontraban reunidos Matías Lozano y Marcos Fontán Guzmán y se supo que discutieron. El acusado le dio 17 puñaladas a la víctima, quien murió por una hemorragia interna.

Según la teoría de la fiscalía el joven robó diversas pertenencias, roció con líquidos el departamento y el cuerpo de la víctima, y produjo un incendio que puso en peligro la vida de las personas que estaban en el edificio.

Para salir del lugar el acusado rompió la puerta del ingreso del complejo, fue hasta un colegio secundario cercano y dejó las valijas y bolsos en los que tenía los bienes robados.