lunes, 7 de octubre de 2019

Se cumplió una nueva instancia para concretar el acueducto Monte Comán-La Horqueta

Se trata de la consulta que exige el Banco Interamericano de Desarrollo para otorgar el préstamo con el fin de realizar la obra presupuestada en US$11,6 millones.


El Gobierno de Mendoza cumplió con una nueva instancia para avanzar con el financiamiento internacional que recibirá la provincia para concretar las obras del acueducto Monte Comán-La Horqueta.

Encabezada por representantes del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, del Clúster Ganadero y del Departamento General de Irrigación, la Consulta Significativa tuvo una importante concurrencia de público, quienes se interesaron por los aspectos técnicos, ambientales y económicos del proyecto que ya se encuentra en etapa licitatoria.


“El encuentro fue muy positivo, sobre todo por el agradecimiento y reconocimiento de los productores ya que, en un tiempo record, se transformó este proyecto en una realidad”, indicó Marité Baduí, coordinadora del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía.

Fueron más de 50 beneficiarios directos e indirectos, representantes de la Cámara de Industria y Comercio de San Rafael, quienes participaron en la reunión y evacuaron dudas sobre ubicación de las bornas comunitarias (a ningún productor le queda a más de 5 kilómetros la toma del agua), funcionamiento de las válvulas, ubicación de los pozos de agua subterránea, mantenimiento de caminos y reembolso de los fondos.


Cabe recordar que, dentro del proyecto, el Gobierno de la provincia decidió destinar 1,2 millones dólares, como aportes no reembolsables (ANR), para financiar el 40% de las obras intraprediales que encaren los beneficiaros con el fin de optimizar los puntos de toma de agua.

“En esta gestión, el acueducto pasó de ser una demanda de la comunidad de San Rafael a tener proyecto ejecutivo, el financiamiento, y ahora ya estamos frente al proceso de apertura de la licitación”, resumió la funcionaria.


La Consulta Significativa es condición necesaria del BID para autorizar la apertura de la licitación prevista para el próximo 16 de octubre, momento en el que se abren las ofertas técnicas y económicas.

Una vez cumplida esa instancia, comienza el proceso de análisis de ofertas que deviene en la firma del acta de preadjudicación. Luego, la comisión evaluadora sugiere la adjudicación al BID para que otorgue la no objeción y, una vez finalizada esa instancia, se firma el contrato de inicio de obra.


Cuando los trabajos estén concluidos, el acueducto beneficiará a 75 productores ganaderos. Para ello, se instalarán 31 bornas, 376 kilómetros de cañería, con 84 puntos de entrega de agua que, en total, irrigarán una superficie de 434.580 hectáreas.