domingo, 6 de octubre de 2019

Mendoza: Macri dijo “no al aborto” y pidió que lo voten el 27

Alrededor de diez mil personas se convocaron en el parque O’Higgins para apoyar la reelección del mandatario.


Mauricio Macri pasó por Mendoza y le puso cierre a la primera semana de la marchas “Sí se puede” organizadas por el espacio oficialistas Juntos por el Cambio. Además, el encuentro político terminó de limar las asperezas entre el Presidente y el gobernador Alfredo Cornejo e hizo las veces de puntapié inicial de la campaña nacional en la provincia.
Bajo el sol del mediodía, unas 10 mil personas se concentraron en el Parque O’Higgins (Costanera y Entre Ríos) con banderas argentinas y carteles de aliento al presidente que busca la reelección. Los grupos de familias y amigos de todas las edades llegaron de a poco al espacio verde con mantas y reposeras. 


Hubo un guiño a los pañuelos celestes. En un momento del acto, el Presidente leía los carteles de la gente que estaba frente al escenario y fijó su posición en contra de la interrupción voluntaria del embarazo: “¿Qué dice ahí? No veo, no veo. ¿Qué dice? Ah, claramente a favor de las dos vidas. A favor de las dos vidas”.

Entre las pancartas se leían frases como “gracias señor Cornejo por todo lo que hizo por Mendoza”, “sí se puede”, “nos une la honestidad”, “somos la banda de la honestidad”, “bienvenido a Mendoza libre de K” y “no al populismo”, entre otras.

Cerca de las 13, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos Hernán Lombardi subió al improvisado escenario para anunciar que Macri estaba arribando. El primero en hablar fue el intendente de Capital y gobernador electo, Rodolfo Suárez, que gritó a viva voz “sí, se puede”. “Mendoza ya pudo y tiene que ser el ejemplo de lo que tiene que pasar en Argentina”, aseveró y llamó a la ciudadanía votar el 27 por el oficialismo. Terminó agradeciendo al Presidente por el parque que se hizo con fondos de la Nación y al Gobernador por las obras en Costanera.

Después fue el turno de Cornejo que tuvo un discurso más visceral, marcando la diferencia entre el presente y el pasado, las personas que quieren trabajar y las que no. “Ustedes son esa parte de la Argentina que representa a los que no quieren corrupción, no quieren ladrones en el poder, no quieren que los delincuentes anden sueldos y la gente honesta honesta tenga que trabajar para mantener a un montón de vagos”, dijo casi gritando el mandatario provincial.

Por su parte, Macri cerró el acto con un discurso de 15 minutos. “Queremos cuidar la democracia, vivir en paz, creemos en la honestidad, queremos respetar al otro, queremos vivir en libertad, queremos construir y no destruir, queremos un futuro mejor para nuestros hijos y jamás bajamos los brazos. Decimos ‘no’ a la impunidad”, dijo el presidente.


“Me llena de orgullo que están acá y no bajan los brazos. Todos sabemos que los últimos tiempos fueron difíciles. También sabemos que la clase media se ha hecho cargo de la mayor parte del esfuerzo. Los escuché, comprendí y tomé nota. Ahora viene algo distinto porque todo lo que hemos hecho no ha sido en vano. Viene el alivio a fin de mes, más trabajo, que ustedes estén tranquilos. Viene porque los que estamos acá hemos sido parte de la solución y no del problema”, agregó.

Y terminó haciendo un llamado masivo a votar y a fiscalizar. “Quiero que esta elección tenga una participación histórica. Todos a votar. Tenemos que fiscalizar en cada escuela”, dijo.

Mientras se dispersaba el público el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich habló con los medios de comunicación y dijo: “La gente está muy conmovida y con mucha convicción de que se puede dar vuelta la elección y nos pide que no aflojemos”.

“El no aflojemos es para todos, los que tenemos la responsabilidad de gobierno y cada uno de los argentinos que están peleando este lugar para que no volvamos atrás, y para que de una vez por todas salgamos como país para adelante”, agregó.

El escenario

Una tarima con una bandera argentina como telón de fondo fue el escenario del acto. Los primeros en subir fueron Mauricio Macri, Alfredo Cornejo, Rodolfo Suárez, Laura Montero, Jimena Latorre, Mario Abed, Omar De Marchi y Juliana Awada.

Después se hicieron un lugar los intendentes: Ulpiano Suárez, Marcelino Iglesias, Sebastián Bragagnolo, Miguel Ronco y Raúl Rufeil.

En las escaleras quedaron Gustavo Soto, Luis Petri y otros funcionarios de la comitiva presidencial. En tanto, otros funcionarios se mezclaron entre el público como Natalio Mema, Oscar Sagás y Richard Battagión.

Agenda ambiental

Cuando empezaron las marchas del “Sí se puede”, se pusieron dos objetivos: hacer 30 marchas en todo el país y un anuncio por día. Además del guiño a los pañuelos celestes en la pelea por el aborto legal, el presidente anunció en su cuenta de Twitter antes del acto en el espacio verde una medida ambiental: “neutralidad de carbono en 2050”.

“Vamos a llevar la deforestación neta a cero para 2030, espiramos a que en 2025 las energías renovables cubran el 20% de la demanda de energía eléctrica y eliminar los plásticos de un solo uso antes de 2025”, detalló.

La Agenda


Macri llegó el viernes a Mendoza junto a su esposa y se hospedaron en un exclusivo hotel de Luján de Cuyo. Esa misma noche cenó con Cornejo y algunos miembros de la comitiva presidencial. “Más allá de la diferencias normales de una coalición, Macri y Cornejo comparten los mismos valores y la misma visión de república”, dijo uno de los asistentes de la reunión.

El sábado a la mañana Macri recorrió los avances de las obras del Polo Judicial Penal y el predio del Procrear de Capital. Por su parte, Dietrich fue visitar las tareas de la Variante Palmira que esperan inaugurar en 2021.

Fuente: Diario Los Andes