miércoles, 23 de octubre de 2019

Mendoza ampliará el territorio de la Reserva Natural La Payunia en Malargüe

La donación de Título de Dominio y Derechos de uso sobre más de 40.000 hectáreas en la Reserva Payunia, gestionada por WWCS Argentina y Fundación Vida Silvestre Argentina, permitirá sumar superficie protegida a la provincia.


El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, firmó hoy en el departamento de Malargüe la donación de 5.000 hectáreas por parte de la Fundación Vida Silvestre y WCS (Wildlife Conservation Society) Argentina. Esta donación complementa más de 40.000 hectáreas al dominio de la reserva total La Payunia. La incorporación de esta superficie tiene como marco el plan planteado por esta gestión de seguir ampliando y generando áreas protegidas al territorio provincial, como es el caso de las 185.000 hectáreas en Quebrada de Matienzo en el Parque Aconcagua, que se tratará esta semana en la Cámara de Senadores.

Con la donación se incrementará la superficie de tierras públicas destinadas a la conservación del patrimonio natural para beneficio de las futuras generaciones en el Área Natural Protegida La Payunia. Las tierras específicamente se encuentran en el sector noreste de la reserva, uno de los corredores naturales que tienen las comunidades de guanacos en la zona que representa uno de los últimos movimientos migratorios de los grandes mamíferos de Sudamérica.



Wildlife Conservation Society

Wildlife Conservation Society es una organización sin fines de lucro, con más de 100 años de experiencia en conservación y con programas en el país desde la década del 60. A través de la investigación y el entrenamiento de profesionales en el campo de la biología, tiene como objetivos conservar la diversidad biológica y propiciar el uso sustentable de los recursos naturales.

Actualmente, la organización trabaja en la zona de la Patagonia para lograr contar, a largo plazo, con conjuntos completos de carnívoros, herbívoros y carroñeros que coexistan con productores ganaderos en tierras privadas restauradas y que conecten una red de grandes áreas protegidas a lo largo del cono Sur.

Fundación Vida Silvestre Argentina


Fundación Vida Silvestre Argentina es una organización de la sociedad civil que tiene como misión proponer e implementar soluciones para conservar la naturaleza, promover el uso sustentable de los recursos naturales y una conducta responsable del hombre en un contexto de cambio climático.

El Área Natural Protegida La Payunia


El Área Natural Protegida La Payunia se encuentra en el departamento de Malargüe, a 90 kilómetros de la ciudad de Malargüe y a 570 kilómetros de la ciudad de Mendoza. Tiene una superficie de 665.682 hectáreas con una altitud entre 1.700 metros y 3.780 metros, siendo el punto más elevado el volcán Payún Matrú.

Con más de 800 volcanes, constituye uno de los parques volcánicos de mayor densidad y diversidad del planeta. Por esta razón y por su belleza paisajística, gran parte de la reserva integra un sitio propuesto como candidato a Patrimonio Mundial Natural ante la Unesco. Posee extensos escenarios cubiertos de coloridos materiales volcánicos, en los cuales habita un santuario de fauna y flora. Es frecuente que el visitante pueda apreciar tropillas de guanacos, una de las mayores poblaciones del Centro-Oeste argentino, con la peculiaridad de ser la única en el país que realiza su proceso migratorio completo dentro de un área natural protegida.

Payunia comprende un amplio territorio de planicies y laderas totalmente cubiertas de materiales negros y rojizos que son la expresión de variadas manifestaciones volcánicas. La configuración del paisaje incluye alrededor de 800 conos volcánicos de retroarco, con extensos campos de roca fundida –lava– y materiales fragmentados –cenizas, lapillis y bombas– que deslumbran al visitante y ponen de relieve el poder, la dinámica y variabilidad de la geología terrestre.

La actividad volcánica que dio forma al paisaje actual se produjo a finales del período terciario (considerado un tiempo geológico reciente) y continuó, aunque alternadamente, hasta épocas prehistóricas. Es uno de los sitios de mayor densidad volcánica del mundo, con un promedio de 10,6 volcanes cada 100 kilómetros cuadrados. Su diversidad biológica la convierte en una de las regiones representantes de la estepa patagónica y además posee yacimientos arqueológicos que suman atractivo, tanto de interés turístico como científico y educativo.