martes, 15 de octubre de 2019

Legisladores analizaron un proyecto Sobre atención a mujeres embarazadas

La comisión de Salud Pública que preside la diputada Hebe Casado (PRO), recibió a la directora de Maternidad e Infancia, Mónica Rinaldi con quien analizaron el proyecto que contempla normas para la atención de mujeres embarazadas en hospitales públicos y privados.


El proyecto que cuenta con media sanción del Senado, pertenece al senador Mauricio Sat (PJ) y tiene como objetivo aplicarse en los hospitales e instituciones de salud públicas y privadas, a toda mujer que haya sufrido la interrupción y finalización prematura del embarazo o cuando estando internada ha fallecido su hijo en la maternidad.
La norma también contempla derechos para esas mujeres a ser informadas sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante esos procesos, de manera que puedan optar libremente sobre las diferentes alternativas.

Con respecto a las instituciones públicas o privadas, la iniciativa indica que “deberán adecuar las habitaciones necesarias en las maternidades, conforme a la demanda habitual de cada institución, las que como mínimo deberán tener dos habitaciones acondicionadas para la atención individual de las mujeres que se encontraren en este tipo de situación”.

También las instituciones deberán contar con un grupo de apoyo terapéutico dedicado exclusivamente para la atención de las progenitoras.


La funcionaria del Ministerio de Salud, indicó que en la actualidad está en vigencia un protocolo de duelo perinatal, que contempla todos los aspectos señalados en la norma. El mismo, indicó Rinaldi, establece la capacitación para abordar esta temática y un seguimiento de cada caso. Antes los abordajes eran dispares, ahora al existir el protocolo todos los hospitales públicos y privados tienen examinados cada uno de los casos que se presentan.
Por su parte, la diputada Casado sostuvo que “este ha sido el primer encuentro, se va profundizar el estudio de la norma y si realmente hace falta que sea una ley. También vamos a compararla con la ley de parto respetado que está vigente, ver si es necesaria una norma específica para este tipo de casos o si con el protocolo que ya existe es suficiente”.