martes, 29 de octubre de 2019

Habrá una fuerte baja de la tasa de interés para los ahorristas y el crédito.

Desde el 1 de noviembre dejará de remunerar los encajes a los bancos, presionando para una reducción de tasas para los ahorristas y el crédito.

 
El nuevo cepo cambiario para los ahorristas vino acompañado de otra decisión parte del Banco Central. La entidad que preside Guido Sandleris anunció que a partir del 1 de noviembre los bancos ya no podrán integrar los encajes con Leliq, es decir que ya no le pagará un sólo centavo a las entidades por el dinero que mantengan inmovilizado.


La medida fue incluida en la breve Comunicación "A" 6.817 que divulgó ayer el BCRA, que tendrá importantes efectos sobre el funcionamiento del sistema financiero.Según informó Infobae, implica un relevante giro en la estrategia que hasta ahora venía manteniendo el titular de la entidad, Guido Sandleris. Hasta ahora, cada vez que aumentaba la inflación, la respuesta pasaba por endurecer la política monetaria, sobre todo a través de un incremento de las tasas de interés y en paralelo la absorción de pesos de la base monetaria. La tasa de las Leliq, títulos de regulación monetaria que emite el Central, llega actualmente de 68% anual a 7 días, por lo que en pocos días los bancos pasarán a cobrar 0 por ciento.

Luego de la medida divulgada por el BCRA, en los bancos estiman que la tasa de interés empezará a caer de manera gradual pero consistente. Y estiman que en pocos meses la tasa pasará a ser "negativa" en términos reales, esto quiere decir que se ubicará por debajo de la inflación proyectada.

Este tipo de políticas puede incentivar un aumento de la inflación, ya que la política monetaria se vuelve mucho más laxa. Es en parte lo que pasó durante el cepo de Cristina Kirchner, entre 2011 y 2015, que venía de la mano de tasas de interés real negativas. Sin embargo, el promedio inflacionario fue menor al de los últimos cuatro años.

Esta medida acompaña el objetivo que el presidente electo, Alberto Fernández, planteó durante la campaña: bajar la tasa de las Leliq y que esto ayude para las PYME puedan conseguir acceso más barato al financiamiento. Además, se espera el regreso de créditos a tasas de interés subsidiadas por parte de los bancos.