miércoles, 30 de octubre de 2019

Docentes reclaman la urgente llegada de su título para poder trabajar

María Eugenia Giménez (31) es una profesora de Nivel Inicial recibida el año pasado en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica N° 9-003 Normal Superior, que desde hace meses aguarda la llegada de su título para poder cobrar un trabajo que está realizando (y que podría perder de no llegar la documentación). Sin embargo, la institución educativa no da respuestas.


Giménez explicó a La Ventana que, en su caso, se recibió a fines de 2018 y que le dijeron que en junio de este año llegaría el título. En abril empezó a trabajar para una obra social, en un proceso de integración de un niño que posee trastornos del lenguaje. Para ello, se hizo monotributista, pero para poder facturar, entre la documentación obligatoria, está el título académico original. En la facultad le brindaron un “provisorio” que tenía una duración de 6 meses, en el que decía que está recibida, su promedio y demás datos. En la mutual le informaron que no le podían dar de alta y pagarle su trabajo hasta que no tuviera el título original.

“Me presenté a la facultad en junio (cuando tenían que llegar los títulos) y me dijeron que habían tenido una demora, que hubo un error de tipeo y que llegarían en julio; en julio voy y me dijeron que no, que para agosto; en agosto otra vez había un problema, que los habían mandado sin corregir así que tenían que esperar que alguien de la institución viajara para que los volviera a llevar; me pusieron de modo ‘urgente’ y me brindaron otro provisorio más por 6 meses, pero la mutual no me lo acepta así que no puedo cobrar. Me dijeron que para septiembre tenía que estar acá, fui en septiembre y me dijeron lo mismo y que en octubre tenía que estar acá, fui en octubre y nos tomó los datos de las personas que no teníamos el título y dijeron que tenía que llegar sí o sí en octubre porque en ese mes se cierra el papel moneda. Ayer nos dijeron que hasta febrero no vamos a tener el título”, denunció y agregó sin dudar que “parece una tomada de pelo”, pues significa, que esta docente ha trabajado sin cobrar desde abril a la actualidad, a la espera de alguna respuesta seria por parte de instituciones que aparentan serlo.


Señala que la situación no es exclusivamente suya, sino de varias compañeras que necesitaban la llegada del título hace tiempo. Algunas tenían intenciones de irse a trabajar a otras provincias, pero para eso es fundamental tener el título original, por lo que esta demora también complica el proyecto de las demás.