martes, 3 de septiembre de 2019

Hidráulica evalúa el sistema de operación y mantenimiento de Nihuil IV

Se trata de revisiones de rutina que realiza el Gobierno de Mendoza como concesionante de la central hidroeléctrica. La evaluación arrojó excelentes resultados.


La Dirección de Hidráulica, convocada por el Organismo de Seguridad de Presas (ORSEP), realizó una jornada de inspección técnica a la Presa Valle Grande y Central Nihuil IV que arrojó muy buenos resultados.

“Es una metodología nueva que está poniendo en práctica la ORSEP en distintas presas de todo el país, como una práctica preventiva y de planificación de medidas optimizadoras de las presas y su entorno” agregó David Cangealosi, director de Hidráulica.

Los estudios preliminares efectuados en el Sistema Nihuil resultaron positivos, tanto del estado de la Central como de su mantenimiento, aunque hay algunas consideraciones a tener en cuenta como la construcción de complejos turísticos aguas abajo de Valle Grande dentro de las líneas de inundación, que fueron establecidas en 2009 por la Dirección de Hidráulica pero aún no se ha materializado el plan de acción y emergencia.


La seguridad de presas y embalses involucra un conjunto de actividades técnicas, administrativas, organizativas y de difusión, monitoreo, vigilancia y protección. El fin es proteger la vida y bienes de las personas expuestas a las consecuencias de una posible crecida ordinaria o extraordinaria, falla o rotura estructural o ataque vandálico o violación de la seguridad operativa.

Se estima que esta metodología se seguirá aplicando en otras presas provinciales como Agua del Toro, El Carrizal y Potrerillos.

Sistema Nihuil IV

La presa Valle Grande, cuya central se denomina Nihuil IV, se encuentra ubicada en la región de Cuyo al Oeste de Argentina en la provincia de Mendoza y a la salida de la cuenca del río Atuel. La población más cercana a la presa es la ciudad de San Rafael. Su construcción se inicia en 1958 y se termina en 1975. Comienza su operación bajo el control de la concesionaria Hidronihuil S.A. en el año 1997 y vence en 2024. La presa es de hormigón de eje recto con una altura sobre lecho del río de 115,00 m y una longitud de 300,00 m, lo que le permite almacenar 150,80 hm3. El caudal medio anual del río es de 35,5 m3/s y se han observado crecidas de hasta 400,00 m3/s. La central posee 1 turbina Kaplan con una potencia unitaria total de 30,00 MW y una generación media anual de 130,00 GWh.



Ley de Seguridad de Presas y Embalses

Impulsado desde el oficialismo, el proyecto de ley fue presentado ante el Senado de la Nación para ser tratado el próximo año. La necesidad de que se realicen controles adecuados a las presas, diques, azudes y terraplenes de defensa ante inundaciones existentes en el país, con el objeto de asegurar su buen funcionamiento y preservar del potencial riesgo que implica para las personas y bienes ubicados aguas debajo de las obras, fue el fundamento esgrimido por los senadores para pedir su tratamiento.