miércoles, 25 de septiembre de 2019

FMI: por el momento no hay plata

El FMI confirmó que el desembolso de los USD 5.400 millones quedó en suspenso.

 
Lo dijo David Lipton, director interino del Fondo Monetario. Aseguró que el país atraviesa una situación "extremadamente compleja". Otra señal de que se demorará el desembolso de US$ 5.400 millones.

El programa financiero de Argentina con el Fondo Monetario Internacional queda en suspenso durante algún periodo,en el marco que el país se encuentra en una severa incertidumbre política y económica, dijo el director gerente interino del Fondo, David Lipton.
El FMI "trabajará para una eventual reanudación de una relación, algún tipo de relación financiera con ellos, que puede tener que esperar un tiempo", dijo Lipton. Y analizó: "La situación de Argentina en este momento es extremadamente compleja".

Con estos dichos, el ejecutivo dio un mensaje claro al gobierno de Mauricio Macri: los USD 5.400 millones que deberían haber sido depositados a comienzos de septiembre como parte del acuerdo stand by firmado el año pasado, no llegarán en el corto plazo.

La entrevista fue concedida un día después de haberse reunido con Macri en Nueva York y antes de que otros directivos del Fondo almorzaran con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, este miércoles en Washington.

En el reportaje, Lipton planteó además que están abiertos a trabajar con cualquier candidato que gane las elecciones del 27 de octubre. "No es nuestro negocio tratar de adivinar el camino político en el futuro, no podemos hacer eso", analizó.

Esta mañana, uno de los referentes económicos que forman parte del equipo de Alberto Fernández, Emmanuel Álvarez Agis, fue muy crítico con el Fondo porque la Argentina cumplió con las metas comprometidas y no hay motivos para suspender el desembolso pautado.

Consultado por las restricciones cambiarias aplicadas por el Gobierno, el directivo del Fondo minimizó la cuestión: "Es algo que podemos monitorear". "Hemos tratado con países que tienen mercados paralelos en muchas, muchas circunstancias. Ese no es un gran desafío", agregó. "El problema más grande es cómo calmar el mercado y estabilizar la situación", completó.