viernes, 27 de septiembre de 2019

De “Refugio para los sin-techo” a “Trabajo Social San Rafael”

La agrupación solidaria que lidera Aldo Ferreyra posee una existencia cada vez más notoria en San Rafael, puesto que ha crecido el contacto con otras instituciones, lo que hace que haya más recursos disponibles para trabajar por los que menos tienen. Es así que han decidido ir más allá, modificándole el nombre a “Trabajo Social San Rafael”. 


Como hemos dado a conocer anteriormente, “Refugio para los sin-techo” es una agrupación sin fines de lucro que se encargaba principalmente de entregar alimentos, muebles reciclados y vestimenta a gente que la estaba pasando mal. Con el tiempo, Refugio se convirtió en “una plataforma de hacer cultura”, dice Aldo. Los integrantes no solamente hacen trabajo social sino que también dan conferencias de Inteligencia emocional, cómo salir delante de las adversidades, trabajamos coaching ontológico, formación en centros de estudiantes para hacer política social netamente en la calle. Entonces va más allá de entregar algo material, sino que brinda herramientas de superación constantemente.
A Aldo lo acompañan otros seis miembros estables que llevan adelante Refugio. Además, en los últimos tiempos se sumó un gran apoyo por parte de diversas entidades que comparten su compromiso social. “Se va sumando gente como para darnos una mano con el tema de recursos y otras cuestiones, pero en el armado de eventos y eso, somos los mismos siete los que vamos tanto a armar, organizar y repartir las cosas como a darle una mano a otras instituciones”.

Entre las entidades que apoyan intensamente el trabajo de Refugio de manera recíproca, están Fe y Esperanza (Feyes); el merendero Cajoncito Amarillo integrado por gente de barrio Constitución, que trabaja no sólo para darle leche a los chicos tres veces por semana sino también para abordar diversas necesidades del barrio. “Además de lo que hacíamos siempre, el trabajo con gente en situación de calle y el reparto de alimento (bolsones de mercadería), tenemos también restablecida la relación con las escuelas-albergue. Al menos con algunas de San Rafael vamos a colaborar fuerte en este último tiempo”, resaltó.

Por otra parte, cabe decir que suelen recibir un apoyo estatal, por ejemplo con leche en polvo, y chocolate entre otros productos cuando van a desarrollar algún evento. “Cada vez que manifestamos una necesidad ellos colaboran porque conocen el trabajo. Lógicamente uno después rinde a dónde fueron destinadas las cosas. Con Desarrollo Social –a través de Mariela Langa– tenemos un vínculo constante, donde nos brindan una ayuda permanente”, expresó y agregó que esto de pasar de un nombre al otro, tiene que ver con dar a conocer más lo que hacen en el llevar adelante un voluntariado, integrando además, a todas esas instituciones que dan apoyo permanente, entidades comerciales y empresas locales que realizan un aporte sin fines de lucro, e inclusive simples vecinos dispuestos a ayudar desde los lugares más humildes. “Está todo nucleado, ya no es una sola institución, sino que definitivamente son diferentes instituciones y grupos de personas que colaboran con un fin común: el trabajo social de este lugar”, concluyó.

Quien esté interesado en sumarse, puede hacerlo comunicándose al teléfono de Aldo Ferreyra (2604696364). También pueden acercarse a su domicilio, en Juárez Celman 1657, aunque no sólo para llevar ayuda sino también para buscarla. Además, sigue vigente la página de Facebook “Refugio para los sin techo San Rafael”.