sábado, 3 de agosto de 2019

Una mujer cobrará mas de 880 mil pesos por caer dentro de una tumba en San Rafael

El Quinto Juzgado Civil condenó a la Municipalidad de San Rafael para que indemnice con una suma millonaria a una mujer que sufrió un accidente en el cementerio departamental y ahora sufre las secuelas que le dejó el siniestro.

Foto gentileza de diario Uno
Todo ocurrió el 20 de marzo del 2016 cuando una mujer, identificada como Silvana Leyes (39), había ido a visitar la tumba de su madre al cementerio de Cañada Seca, junto a su pareja.
Cuando estaba en el lugar, pisó el cordón de la tumba colindante al de su madre, la cual estaba cubierta sólo la mitad de esta, con una losa, sin estar cercada con las medidas de seguridad correspondiente.
Esto provocó que Leyes tropezara y luego cayó sobre ella. Así se quebró la mitad de la tapa y la mujer cayó al fondo de la tumba, a unos cuatro metros de profundidad.

Como consecuencia de esto sufrió heridas en distintas partes del cuerpo. De acuerdo a las pericias realizadas, la víctima, que al momento del hecho tenía 39 años, sufrió una luxación de hombro con fractura, traumatismo de columna, contusión de rodilla y lesión de menisco externo, entre otras lesiones.

A raíz de esto perdió el conocimiento y fue necesaria la presencia de bomberos para poder rescatarla de la tumba. Luego fue internada en el hospital Schestakow, donde permaneció varios días.

El futuro fue peor. La mujer sufre aún problemas físicos que le complican el desenvolvimiento de su vida, señalaron los peritos.

Para el juez Pablo Moretti, encargado de analizar el caso, "la Municipalidad de San Rafael no cumplió con su deber objetivo de brindar seguridad".

"La Comuna no adoptó las medidas necesarias para limitar, restringir o anular las situaciones de riesgo de distinta índole que puedan originarse dentro de sus límites territoriales para los ciudadanos o transeúntes, lo que importa además una omisión antijurídica que ha violado la ley 1079 que, en sus distintos artículos, impone a los municipios el deber de conservación de los cementerios, siempre resguardando la seguridad de los vecinos, por lo que resulta responsable del evento dañoso", estableció el magistrado en sus fundamentos.

Entonces, decidió que la mujer sea indemnizada con 880.000 pesos más los intereses ocasionados desde el día del hecho hasta la fecha de la sentencia.

Fuente: Sitio Andino