viernes, 30 de agosto de 2019

Cuidados para que ancianos no sean engañados con el “cuento del tío"

El Ministerio de Seguridad advierte que no hay ninguna operatoria de entidades bancarias ni financieras para sacar dinero de circulación. 


Autoridades del Ministerio de Seguridad brindan una serie de consejos para evitar que ancianos sean víctimas del “cuento del tío”.

Este tipo de delito consta del engaño por parte de delincuentes, que se hacen pasar por familiares o empleados de una empresa de servicio, ante personas de la tercera edad, para sustraerles importantes sumas de dinero.


Entre las recomendaciones, se advierten que no hay ninguna operatoria de entidades bancarias ni financieras para sacar dinero de circulación y, además, toda operación financiera se debe realizar personalmente en el banco.

Otra de las trampas más recurrentes que utilizan los ladrones es simular ser empleados de empresas de servicio, lo que les permite ingresar al domicilio y cometer el delito.

Por este motivo, también se aconseja evitar dar datos a personas desconocidas o ajenas a la familia al recibir un llamado telefónico y nunca dejarlas entrar a la vivienda, ni entregarles ninguna suma de dinero.

En el caso de haber sufrido un hecho de estas características, comunicarse inmediatamente al 911. 

Como así también los delincuentes simulan ser empleados de diferentes dependencias del estado provincial, municipal o empresas prestatarias de servicios y manifiestan que se encuentran llevando a cabo una campaña de reducción de impuestos, de control de gastos, o realizando un censo en la población del barrio. Por ello, solicitan el libre acceso a la vivienda.  Una nueva modalidad del “cuento del tío” la cual se cobra varias víctimas.

Esta simulación es al solo efecto de que los propietarios de las casas abran sus puertas a los supuestos empleados y, una vez adentro, consumar el hurto mediante maniobras de distracción. A raíz de ello, se solicita a la ciudadanía, y principalmente a los adultos mayores, tener en cuenta los siguientes consejos para no ser víctimas de situaciones de estas características.

• Solicitar credencial y datos personales de las personas que se han presentado en su domicilio.

• Llamar directamente a las instituciones, de la cual dicen ser empleados, y corroborar la presencia de estas personas.

• Comunicarse con la dependencia policial más cercana o al Servicio de Emergencias 911.

• Llamar a un familiar cercano y consultar sobre los pasos a seguir.

• No abrir la puerta a ningún empleado hasta no estar seguro que pertenezca a la empresa referida, para evitar que una persona extraña ingrese a su domicilio.