miércoles, 31 de julio de 2019

Hospital Schestakow: hasta el 2 de agosto, campañas gratuitas de detección de hepatitis C y de vacunación de hepatitis B

Es uno de los hospitales provinciales designados para llevar a cabo las campañas de detección de hepatitis C y de vacunación de hepatitis B, una tarea en conjunto con el Vacunatorio Central y el Área Sanitaria San Rafael. Los testeos para la detección de la hepatitis C se realizan hasta el viernes 2 de agosto inclusive, en laboratorio, de 14 a 18, mientras que para vacunarse deben concurrir al Vacunatorio Central de 7.30 a 13.30 o al centro de salud más cercano.


Luis Vergani, director del Hospital Schestakow, informó que participarán los Servicios de Laboratorio, de Gastroenterología y de Vacunación. “Estamos honrados de que nos hayan elegido para desarrollar estas campañas. “Esta es una oportunidad que tiene la población del Sur mendocino de hacerse un testeo rápido de hepatitis C, especialmente aquellas personas que tengan dudas. La hepatitis B tiene tratamiento pero no tiene cura, por lo que tanto el personal que tenga factor de riesgo de contraerla y la comunidad en general pueden vacunarse en el Vacunatorio Central, con el objetivo de prevenir la enfermedad”, señaló Guillermo Fernández, a cargo del servicio de Gastroenterología.

“Estas campañas son de concientización porque las hepatitis virales son enfermedades asintomáticas, promoviéndose para que la gente recuerde que existen y que son enfermedades que a largo plazo tienen complicaciones graves, por lo que este es un momento útil para detectarlas”.


En cuanto a los factores de riesgo, informó que depende del tipo de hepatitis. “En el caso de hepatitis C, tienen riesgo aquellas personas en contacto en forma parentenal, que puede ser por un suero o un acceso endovenoso o contacto con la sangre; mientras que en la hepatitis B, el mayor factor de riesgo es la relación sexual sin cuidados y la transmisión vertical, es decir de la mamá al hijo”.

“Al ser asintomática, lo mejor es hacer un testeo, porque esperar un síntoma es esperar a la enfermedad crónica y los síntomas son inespecíficos. Pueden ser dolores articulares, decaimiento, entre otros. Muchas veces aparecen ante la consulta al médico de cabecera, quien solicita una ecografía o un estudio bioquímico”.


Por su parte, Mariela Giménez, jefa de laboratorio, explicó que se realiza un testeo simple y rápido. “Se toma una muestra de sangre de un dedo y en 15 minutos se obtiene el resultado validado por el bioquímico. Estos análisis se realizan, durante esta semana, de 14 a 18, en el laboratorio, que está ubicado en planta baja del hospital, sin turno previo, es decir por orden de llegada”.


Gladis Marin, jefa del Vacunatorio San Rafael, dijo que el Calendario Nacional de Vacunación posee 2 vacunas que evitan 2 tipos de hepatitis prevenibles: la A, indicada a los 12 meses de edad, y la B. “Desde 1992, la vacuna contra la hepatitis B está indicada para el personal de salud, luego se incorporaron niños y adolescentes, y desde 2015 está en el Calendario Universal, es decir que todos los adultos deben tener las 3 dosis de hepatitis B, siendo una herramienta muy eficaz”.

Aquellos que tengan incompleto el calendario contra la hepatitis B deben concurrir con los certificados de vacunación y completar el esquema, al igual que los mayores de 30 años, ya que es muy probable que no la tengan.


Por último, Noelia Lucero, bioquímica viróloga del Hospital Schestakow, señaló que esta campaña provincial se desarrolla dentro del Programa de Hepatitis Virales. “El objetivo es focalizar a los grupos etarios para hepatitis C, dirigida especialmente a mayores de 40 años, población que mayor riesgo tiene de contraer esta enfermedad y a aquellas personas que antes del año 92 hayan tenido grandes cirugías y recibido derivados de sangre, debido a que antes de ese año no se testeaba la hepatitis C en las muestras de sangre, por lo que esas personas puede que hayan recibido unidades de sangre contaminadas”.