domingo, 30 de junio de 2019

Gripe A: trabajo conjunto de Salud y DGE

Ante la aparición de un caso de gripe A en la Escuela Rodolfo Iselín, autoridades y profesionales del Hospital Teodoro J. Schestakow y funcionarios de la Dirección General de Escuelas (DGE) explicaron las tareas que se realizan en conjunto.


“Siempre tratamos de brindar tranquilidad a la comunidad cuando se presentan algunos casos que a veces se malinterpretan o se mal informan y la comunidad se preocupa por lo que pasa. Queremos que la población esté tranquila porque se toman las medidas correspondientes y se brindan todos los consejos a las distintas entidades para que no hayan problemas,” expresó el doctor Luis Vergani, director del hospital.

La doctora Gabriela Lafi, a cargo del Servicio de Pediatría, explicó que las enfermedades respiratorias y generadas por virus son lo más frecuente en esta época del año y confirmó un caso de influenza A en una niña, la que se internó el día sábado con un síndrome febril, uno de los síntomas. “En estos casos, al paciente se le realizan estudios de laboratorio para ver de dónde procede la fiebre. Si el caso lo merece, comienza a tratarse con antibióticos, pero como tenemos muy presente la parte viral. También se realizan estudios para detectar si hay algún virus que pueda causar este cuadro, que fue lo que se hizo con esta niña, como se hace con la mayoría de los pacientes”.

“Una vez obtenido el resultado, se tomaron una serie de conductas específicas para su tratamiento, como el aislamiento, administrándole medicación antiviral. Además, cubriendo a los contactos más cercanos, en este caso la mamá, que también está recibiendo la medicación. Este viernes se le dio el alta. Ha demostrado una mejoría y se irá a su casa con reposo parecido al que ha tenido en el hospital. Hay casos que se pueden manejar en la casa con aislamiento estricto y si el niño no presenta riesgo”.

La influenza A es un virus muy agresivo y lo primero que afecta es la parte respiratoria y compromete el estado general de las personas. En pacientes crónicos o inmunodeprimidos, se presenta un cuadro mucho más grave.

Especificó que “es muy importante que los niños tengan su médico pediatra de cabecera que pueda ir viendo su evolución. A veces vienen a la guardia una vez, después consultan y lo ve otro médico, y se pierde ese hilo tan importante para este tipo de enfermedades. El tratamiento es bastante accesible y se cuenta con los métodos para detectarla, obteniéndose los resultados con rapidez.

Recomendaciones

Por su parte, la licenciada Susana Rasjido, a cargo del nodo epidemiológico, informó que “los menores de dos años y aquellos pacientes que tienen factores de riesgo, como obesidad, diabéticos, con cardiopatías, bebés prematuros o de bajo peso, desnutrición, son los pacientes que obligatoriamente deben colocarse la vacuna, porque es lo más eficaz para ser inmunes ante este virus”.

Respecto del contagio, dijo que se considera hacinamiento a lugares donde haya más de ocho personas. “Al toser y estornudar, el virus se transmite con facilidad, por lo que se recomienda ventilar a diario los ambientes. Con el solo hecho de hablar a un metro de distancia, ya se puede contagiar.

Este es un virus, como la mayoría de los respiratorios, que tiene una transmisión de persona a persona. Por eso las medidas que se deben tomar son el lavado de manos, el uso de barbijo en el caso que haya una persona inmunodeprimida (defensas bajas), al toser protegerse con el pliegue del codo, y si el niño está muy resfriado, no debe concurrir a la escuela, para evitar el contagio hacia sus compañeritos.

Florencia Vizcaino, neumonóloga del Servicio de Pediatría, aclaró que el paciente con mayor riesgo de contraer influenza A es el que tiene patología de base o inmunodeficiencia. “En general, muchos chicos concurrirán a la guardia o a su pediatra con cuadros febriles o catarros, pero no en todos los pacientes se justifica hacer un aislamiento de virus. El rescate y tratamiento para la influenza A se realiza en el paciente grave hospitalizado que tiene una dificultad respiratoria muy marcada o requiere de oxígeno”.

DGE: “Cuando se toma conocimiento de un caso, se trabaja en conjunto con el hospital”

Nancy Aguirre, inspectora regional de la Dirección General de Escuelas, informó que se tomó conocimiento de este caso en la Escuela Iselín a través de un certificado. “Inmediatamente se trabajó con el hospital, con Salud, con supervisores y el delegado de la DGE, y se conformó un equipo para cuidar a la niña, la familia y al resto de la sociedad”.

“Se sigue un protocolo para la prevención, profundizando la limpieza en las instituciones, ventilando los ambientes. No es necesaria una desinfección, pero sí se trabaja en la prevención con tareas y recomendaciones, como el lavado de manos y la limpieza, fundamentalmente con los más chiquitos. Si bien este es un hábito propio que se incluye en la currícula escolar, en esta época se profundiza, cuando comienza el invierno para la prevención de este tipo de enfermedades.