viernes, 7 de junio de 2019

El seleccionado argentino de futsal con sídrome de Down fue subcampeón del mundo

Su lema es "Nunca perdemos: ganamos o aprendemos", un mensaje que va más allá de un resultado. 


Ellos hicieron historia, porque la selección argentina de futsal con síndrome de Down, logró el subcampeonato de la Copa del Mundo de la especialidad que se disputó en Brasil, tras caer por 7-5 en la final frente a los locales.

Los Halcones tuvieron una gran tarea en el encuentro decisivo, que se desarrolló en el Polideportivo Cava do Bosque de Riberao Preto, en el estado de San Pablo. Incluso, remontaron una partido complicado porque estaban 5-0 abajo y convirtieron en figura al arquero del seleccionado de Brasil.


Hicieron un gran torneo y lucharon hasta el final para quedarse con la corona. Integraron el Grupo A y en el debut en el Mundial, Brasil les dio un primer golpe, porque cayeron por 5-2. Pero no se detuvieron y después fueron por más: superaron a Portugal por 4-2, después dejaron en el camino con una gran goleada por 11-0 a Chile y en las semifinales el equipo que dirige Juan Manuel Velárdez se impuso ante Italia, el defensor del título, por 5-2.

Fue una experiencia única para esta selección, que hasta último momento estuvo luchando parar poder viajar a la competencia. Incluso, en enero pasado había comenzado una campaña para recaudar fondos que les permitieran cumplir el sueño de jugar el Mundial de futsal.


Necesitaba cubrir todos los gastos: los pasajes, el hotel y la comida. La gente se movilizó para ese fin y pudieron estar en tierra brasileña. La Asociación del Fútbol Argentina (AFA) colaboró prestándoles la indumentaria oficial que utilizaron y la organización de todo el viajes estuvo a cargo de la Federación Argentina de Deportes para Discapacitados Intelectuales, una ONG creada en 2000, cuyo fin es fomentar las habilidades de deportistas con discapacidad intelectual.

Fuente: La Nación