sábado, 20 de abril de 2019

Faena clandestina de caballos en Mendoza

En Argentina, comer carne de caballo no es tradición ya que es un animal considerado un noble compañero y no una fuente de alimento. Sin embargo, a pesar de que la exportación de carne equina es legal en el país, argentina es uno de los principales países exportadores del mundo de este producto que genera millones de dólares por año. En Mendoza se faena, comercializa y traslada a frigoríficos de Córdoba y La Pampa. 


La faena de caballos se convirtió en un negocio millonario en Argentina generando entre 50 y 100 millones de dólares al año. Si bien es ilegal en la provincia, el Gobierno nacional de alguna manera lo fomenta ya que la exportación de carne equina está regulada hace años. En 2018, a través de la Resolución 893, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reglamentó el procedimiento definitivo para la remisión de équidos a faena previsto en la Ley 24.525 de 1995 que declaró de interés nacional “la promoción, fomento y desarrollo de la producción, comercialización e industrialización de ganado, carne equina, productos y subproductos”.
En Mendoza, según comentó Guillermo Antequera, comisario de la Policía Rural, “la carne de equino se comercializa ilegalmente vendiéndose en carne molida, milanesas y bolsones que suelen comprarse por internet a precios muy económicos”. El inspector explicó que cuando un caballo es denunciado como robado, la Policía Rural lo busca y, en la mayoría de los casos lo encuentra, pero cuando esto no ocurre es porque el animal ingresó al circuito de faenamiento. 


Desde la Fundación Ayudando a Proteger los Caballos Mendocinos (APCM) señalaron que los destinos son Córdoba y el sur argentino, donde hay frigoríficos encargados de exportarlos. Además, informaron qué lugares de la provincia se faenan clandestinamente a estos animales. “El año pasado se hizo un operativo muy grande en una casa de Corralitos pero es algo que sigue ocurriendo, se hace en el Piedemonte, en Bajo Luján, en Bajo carrizal. En muchos casos la policía lo encubre. Cuando vemos un camión con una jaula repleta de caballos es porque están yendo directo al matadero".

Fuente: Unidiversidad