lunes, 15 de abril de 2019

El primer aniversario de un pedido de justicia en General Alvear

El domingo 15 de abril de 2018, se produjo el asesinato de la docente de Comunicación Social y Lengua en el departamento en el que vivía en General Alvear. Quien le disparó fue su pareja, el policía Hugo Acuña. Familiares y amigos siguen reclamando justicia.


Cerca del mediodía en un complejo de departamentos ubicados en Paso de Los Andes y Agustín Álvarez se produjo el hecho. Un llamado dio cuenta de que en el lugar hubo una discusión y luego se escuchó una detonación de arma de fuego.
Entre las explicaciones que intentó ofrecer el acusado (esposo de la víctima y con quien tenía un hijo), confirmó que hubo una discusión con ella, aunque no detalló los motivos. No obstante, dijo que “la pistola 9 milímetros se disparó de manera accidental”. Tras aquello, quedó detenido por orden judicial.

Dada la trascendencia del caso, el titular de la distrital Sur comisario Marcelo Calipo junto al jefe de la seccional 14ª, Pedro Constanzo, estuvieron en el lugar del homicidio, donde también se hizo presente el comisario inspector Sergio Narváez, jefe de Policía Científica de Mendoza.

Poco tiempo después, el imputado fue trasladado a la cárcel de San Rafael, pero luego recibió el beneficio de la prisión domiciliaria. El juez de Garantías de General Alvear le otorgó el beneficio al considerar que no corre riesgos el proceso que se lleva adelante y que no había peligro de fuga.

Acuña declaró a la Justicia que se encontraba discutiendo con Lorena y en un determinado momento tomó el arma y dijo que iba a suicidarse. Su esposa intentó sacarle el arma y en un forcejo se produjo el disparo que acabó con la vida de la mujer. La figura de femicidio fue descartada ya que no hay antecedentes de violencia de género, ni denuncias en su contra al respecto. Los allegados afirman que nunca detectaron situaciones de violencia intrafamiliar.

Todo indica que habrá un juicio abreviado. El imputado se enfrenta a una posible condena a prisión perpetua.