jueves, 4 de abril de 2019

Determinaron que el anciano que había desaparecido pudo haber sido asesinado

En horas de la mañana de hoy personal policial de Comisaría 42 fue desplazado al lugar donde se encontraba el cadáver de Carlos Emiliano Contreras de 76 años y el mismo estaba en el interior de un pozo de agua en las piletas Acapulco. 


Al lugar concurrió personal de Bomberos y luego de extraer el cadáver personal de Científica determinó que el mismo presentaba signos de violencia (golpe en la cabeza, lesiones post mortem en las muñecas y signos de arrastre).


Al lugar también concurrió el Fiscal Javier Giaroli, y con su autorización se trasladó el cuerpo de la víctima a la morgue judicial.

En el lugar se realizaron tareas de rastreo con personal de Canes de la Policía de Mendoza y del ESCAM. Hay detenido un hombre de 41 años, hijo de la víctima, 
en "averiguación homicidio agravado por el vínculo".

Conforme a las directivas impartidas se realizó Orden de Allanamiento en el domicilio de la víctima donde el can de la ESCAM determinó que en el placard de la habitación del detenido hubo un cadáver por lo que se procedió a su detención.

Toda la labor se desarrolló en conjunto con la Unidad Investigativa de San Rafael.

En el domicilio se secuestraron prendas de vestir y un elemento contundente.