miércoles, 27 de marzo de 2019

Una familia que vive en la pobreza extrema pide trabajo y un lugar donde vivir

Ocho niños (uno recientemente operado del corazón), tres adolescentes (una de ellas embarazada y pronta a dar a luz) y cuatro adultos, viven en un baldío ubicado calle Independencia. No tienen baño y duermen en una rudimentaria pieza, hecha con ladrillos apilados, palos y nylon. Ante tantos políticos realizando campaña, sería bueno que se acuerden de la gente como ellos… es que también existen.


Nancy Agüero, madre de las adolescentes y abuela de los niños explicó que hace 9 años que están en esta rudimentaria situación, la que cada vez se agrava más. El lote donde se encuentran está en sucesión, por lo que desde el punto de vista legal, es todo muy complejo y es cuestión de tiempo para que sea aún más grave si alguien lo comprara y decidiera echarlos de ahí.


Respecto de las condiciones del lugar, son deplorables. Duermen en una pieza que se llueve, cubierta con nylon y en la que el frío es un verdadero enemigo; no pueden construir baño por órdenes de los dueños del lote, por lo que deben hacer sus necesidades en el fondo del mismo al aire libre; no hay agua corriente, por lo que un vecino les pasa a través de una manguera; hay ratas, arañas y hasta serpientes, lo cual es muy preocupante especialmente para los más chiquitos. Denuncian que tienen vecinos “malvivientes” que les tiran basura en el lote a los que por miedo no les pueden decir nada, lo que empeora aún más las cosas.


Explicó que dado que el lote está en sucesión y que no es de ellos, desde la Municipalidad les dijeron que no los pueden ayudar más que dándoles un nylon, una tabla y un bolsón de comida cada dos meses. El mismo incluye yerba, leche, algunos paquetes de fideos, algo de aceite y tal vez una lata de caballa.

Señaló que han ido al Instituto Provincial de la Vivienda a pedir auxilio también, pero sin resultados satisfactorios.

De más está decir quizás, que ninguno de la familia tiene trabajo formal, siendo cartoneros en la actualidad. “Somos gente humilde pero gente honrada, no le hacemos mal a nadie. Van todos los chicos a la escuela”, destacó entre lágrimas Nancy.

Si alguien desea ayudar a esta familia, puede acercar donaciones a Independencia 1074 o llamar por teléfono al celular 2604405704.