jueves, 14 de marzo de 2019

No prosperó la denuncia de Alejandro Cazabán contra la fiscal Rossi

Si bien el abogado la acusaba de haber plantado pruebas en la investigación contra Julieta Silva en la muerte de Genaro Fortunato, la Justicia lo desestimó.


Este jueves se llevó a cabo la audiencia en la Suprema Corte de Justicia de Mendoza en la que se desestimó la denuncia del abogado Alejandro Cazabán contra la fiscal Andrea Rossi por “arbitrariedad en el cumplimiento de la función” y “falta de idoneidad”.
Cazabán denunció que hubo una supuesta maniobra para “plantar pruebas” en la investigación contra Julieta Silva en el caso de la muerte de Genaro Fortunato. Aseguró que se habían colocado anteojos en el auto de la imputada para agravar su situación legal. Sin embargo, tras el juicio se dijo que los mismos podrían haber sido olvidado por alguno de los peritos que trabajaron en el vehículo.

El segundo cuestionamiento es ajeno al caso de Julieta Silva y tiene que ver con un caso de abuso sexual agravado en el que Rossi habría omitido al momento de la acusación, el agravante de la convivencia, lo que habría impedido al tribunal endurecer la pena al hombre que finalmente fue condenado.

De esta forma la fiscal continuará en sus funciones normales porque no se abrió la investigación que prevé el procedimiento en caso de ser aceptada la denuncia.