lunes, 18 de marzo de 2019

El FMI pidió más ajuste

El FMI aprobó el desembolso por US$ 10.870 millones pero en paralelo solicitó más ajuste para llegar al déficit cero en 2019. A la vez, el organismo aprobó una ampliación de $20.000 millones para subir el gasto social. 


Las autoridades argentinas luego de una reunión con el staff del Fondo anunciaron que lograron un entendimiento para avanzar en la tercera revisión del acuerdo para avanzar en la tercera revisión del acuerdo stand-by vigente con el país. Este nuevo desembolso será utilizado por el Gobierno, a través de la Tesorería, para controlar al dólar, es decir que los venderá baratos para poner billetes en la calle y planchar el precio en un año electoral.
Desde el Fondo Monetario Internacional solicitaron mayor ajuste del gasto público para poder alcanzar la meta de "déficit cero" de este año, además acordaron con el Gobierno subir del 0,2 al 0,3% el margen previsto en el acuerdo para aumentar la ayuda social.

A la vez, un informe señaló que aunque "la inflación mensual sigue siendo alta", "hay buenas perspectivas para una recuperación gradual" de la economía del país.

A través de un comunicado difundido este lunes , el FMI apoyó las medidas económicas que viene llevando adelante el Gobierno y destacó que "la inflación mensual sigue siendo alta y romper la inercia inflacionaria será un proceso largo que requerirá persistencia y coherencia en el enfoque cauteloso del Banco Central para la fijación de objetivos de base monetaria".

El personal técnico del FMI "da la bienvenida a la decisión de las autoridades de extender el crecimiento monetario de base cero hasta noviembre y de disminuir el ritmo al que aumentarán los límites de la zona de no intervención".

"Esta restricción del marco monetario contribuirá a reducir la inflación y a volver a anclar las expectativas de inflación", señala el informe que lleva la firma del jefe del caso argentino, Roberto Cardarelli.

Desde el FMI "elogiamos los esfuerzos de políticas de las autoridades y la firme determinación de abordar los desequilibrios macroeconómicos y promover su plan de estabilización económica".

Aseguraron que los altos déficits fiscales y externos, "los dos desequilibrios al centro de la crisis financiera de 2018, se encuentran en medio de una corrección significativa".

El organismo reconoció que "la actividad económica ha sido débil, pero hay buenas perspectivas para una recuperación gradual".