sábado, 23 de febrero de 2019

Una “reina alemana” que viaja por argentina, pasó por San Rafael

Sonia “La Reina”, es una alemana de 47 años que se prometió a sí misma que si sobrevivía a una dura enfermedad que le tocó, viajaría, y eligió hacerlo por Sudamérica. En ese extenso viaje, pasó por San Rafael manejando su van y conoció Valle Grande y Los Reyunos, entre otros bellos paisajes. 


“La Reina”, como muchos la conocen y como lleva escrito en su moderna van, es una simpática mujer que ama viajar, conocer y sobre todo, vivir.

¿Cómo comenzó este viaje desde Alemania a Argentina?


Yo vine a mitad de noviembre y después fui a la Antártida por 12 días. Luego, fui a Montevideo a buscar mi auto que llegaba de Alemania, el 4 de diciembre. El auto demoró cuatro semanas en llegar en barco, desde el puerto de Hamburgo a Uruguay.

¿Aquí en Argentina, a dónde fue?

Primero a Buenos Aires, y luego me encontré con un amigo que conocía desde hace 8 años. Después fuimos a Chascomús y también recorrí Córdoba (Mina Clavero, Villa Carlos Paz, Villa General Belgrano). Después fui a San Luis y seguí hacia Mendoza.

¿Qué le pareció San Luis?, ¿le gustó Potrero de los Funes?
Sí, por supuesto, me gustó mucho. Y de ahí ya vine hacia San Rafael.

¿A qué lugares fue?
Estuve en Valle Grande que me encantó y en Los Reyunos, que son los dos mejores lugares que he conocidos hasta ahora. 



¿Cómo va a continuar su viaje?
No tengo un plan. Hay un vuelo para regresar a Alemania a fines de marzo desde Lima y quiero volver a Perú nuevamente en junio. Tengo un año para viajar.

Quiero volver a Bariloche, lugar que conocí hace algunos años, pero tengo que pensar cuán lejos voy porque mi van no es muy buena.

¿Tiene pensado ir al norte? Sí, quiero ir al norte: a Salta, a las Cataratas, a San Pedro de Atacama, en Chile… a todo el norte. Pero primero voy a ir al sur donde también quiero visitar Villa La Angostura. Quizás también tome un colectivo para ir a Puerto Mont y Puerto Natales… Y después voy al norte a Bolivia y a Perú.

¿Le gustaría ir a la Isla de Pascua?
Sí, depende el costo de los vuelos… cambio de planes todos los días (risas).

¿Por qué decidió viajar?
¿Quiere que le diga la verdad que no dije nunca, o le digo lo mismo que le cuento a otra gente que conocí en el viaje? (risas). A ellos les decía que “tomaba un año sabático”, pero en realidad estuve muy, muy enferma el año pasado, tuve cáncer, quimioterapia y todo. A comienzos de 2018 una operación y estuve mucho tiempo postrada, sin cabello y todo, y me prometí que si sobrevivía viajaría. Entonces compré esta van y comencé a viajar.

Tuve que esperar un par de meses para tener una pensión hasta este año, y cuando termine de viajar, tengo que trabajar nuevamente.

¿Y por qué decidió viajar sola?
Porque no conseguía alguien que me acompañara durante un año. Es difícil conseguir alguien que pueda viajar tanto tiempo. Todos tienen que trabajar.

Igualmente es bueno viajar sola, porque uno conoce mucha gente. De hecho anoche me invitaron a comer asado en San Luis y conocí mucha gente amable.

No es tan fácil viajar con un auto tan grande, a veces es más fácil con una mochila, y pasar la noche en un hostel.

¿No tiene miedo algunas veces?
No, para nada, con todo lo que pasé, no puedo tener miedo.

¿Por qué eligió venir a Argentina y no otras partes del mundo?
Primero pensé en hacer la Ruta Panamericana, desde el sur hasta Alaska. Ahora no sé si lo haría, (no tengo ganas de manejar tanto). Pero elegí Argentina porque me enamoré de Sudamérica hace algunos años.

¿Se casó?, ¿tiene hijos?
No, no me casé ni tengo hijos. No tengo que cuidar a nadie (risas).