lunes, 4 de febrero de 2019

San Rafael se viste de Goya

Serán expuestos 33 cuadros de la serie La tauromaquia. Publicada por primera vez en 1816, la muestra podrá ser visitada con entrada libre y gratuita en el Centro de Congresos y Exposiciones Alfredo Bufano de San Rafael.


Del 7 de febrero al 6 de abril, en el Centro de Congresos y Exposiciones Alfredo Bufano, serán expuestos 33 cuadros de la serie La tauromaquia de Francisco Goya. Publicada por primera vez en 1816, esta muestra podrá ser visitada con entrada libre y gratuita y contará con guías especializados.

La tauromaquia, graba las escenas taurinas, probablemente al mismo tiempo o incluso antes de haber concluido los Caprichos enfáticos, nombre por el que se conocen las pinturas finales de Los Desastres de la guerra.

Hoy se acepta que entre la primavera de 1814 y el otoño de 1816 Goya grabó, al menos, cuarenta y cinco escenas taurinas, de ellas treinta y tres fueron incluidas en la primera edición, el artista desechó siete más –que ocupan el reverso de otras tantas láminas–, y de las cinco restantes sólo se conservan pruebas sueltas.

Las imágenes de La Tauromaquia son mucho más complejas de lo que pudiera sospecharse a priori, hasta el punto de resultar lo suficientemente ambiguas como para haber provocado la duda sobre la posición de Goya acerca de las corridas de toros.

Las razones expuestas sobre los motivos que impulsaron al pintor a realizar La Tauromaquia son diversas, siempre con el telón de fondo de los acontecimientos históricos determinados por el final de la Guerra de la Independencia y la restauración en el trono de Fernando VII, en marzo de 1814.


Por una parte, se ha planteado la posibilidad de que La Tauromaquia naciera de una crisis personal, de la necesidad vital de superación de la experiencia traumática de la guerra, un descanso frente a la tragedia y el drama de la muerte, un acto catártico que conduce a Goya a un paréntesis de objetividad creativa. Con variantes respecto a esa línea argumental, también se ha sugerido que a través de esta obra, el artista habría buscado el necesario refugio frente a la desesperanza de la política represiva del régimen fernandino, de la que él mismo resultó afectado.

En el fondo, para la apreciación de La Tauromaquia en toda su intensidad la cuestión del posicionamiento del artista no resulta irrelevante, ya que su contenido no es lúdico, tampoco crítico, domina siempre un sentimiento de angustia que incita a la acción.

Todo esto lo podrán conocer quienes visiten la provincia, gracias a un fuerte trabajo de la Secretaría de Cultura, con la colaboración del equipo del Centro de Congresos y Exposiciones Alfredo Bufano, de San Rafael, en donde se expondrá la muestra hasta el 6 de abril.