sábado, 23 de febrero de 2019

La palabra de Su Majestad: Yamila Carallol

Con una sonrisa que contagia, una sencillez elogiable más una manera de expresarse que demuestra su buena educación y que se trata de una chica simple y generosa, Yamila Carallol entrega esta entrevista a La Ventana antes de comenzar la última parte del recorrido previo a la Fiesta Nacional de la Vendimia. 


El sábado 26 de enero, tras representar a su querido distrito de Goudge, Yamila Carallol se convirtió en la nueva reina departamental de la Vendimia de San Rafael. Una joven bella, llena de proyectos, que nos representará en la Fiesta Nacional el sábado 09 de marzo, pero que, además, tiene pensado trabajar por el departamento y por el distrito que representa (especialmente desde el punto de vista de la solidaridad), durante todo el año.

¿Cómo llegó la Vendimia a tu vida?


Desde siempre me gustó, siempre seguí a las reinas y a Vendimia porque me encantaba. Además, por mi abuelo José Carallol, que era nacido y que vivía en Goudge; mi papá es nacido en Goudge también… Todo esto fue en parte una manera de hacerle un homenaje a mi abuelo porque lo extraño un montón y siempre estuvo esa idea, y también para poder ayudar a la gente del distrito que es lo que a él le gustaba, ya que ayudaba mucho a la gente.

¿Y cómo te lo propusieron?

Siempre quería pero no me animaba porque académicamente estaba muy metida en la facultad, así que lo fui postergando, y Celina Tapia, mi coordinadora, me escribió un día para ver si me animaba así que dije “¡acepto!”. Todos me decían siempre que era una experiencia divina y ahora estoy feliz, la verdad es que ha superado mis expectativas. Desde el 03 de noviembre que me proclamaron en Goudge hasta la elección departamental, ha sido una experiencia muy linda que superó lo que me habían contado.

¿Cómo fue la noche de la Fiesta Departamental?
Mezcla de emociones. En realidad, en la mañana de la fiesta con mi familia hablábamos estábamos como “melancólicos” porque nos acordábamos de las vendimias distritales, ya que fue un camino muy lindo que fuimos viviendo entre todos. Yo tenía una mezcla de emoción entre que se terminaba y lo que iba a ser después.

Más tarde la elección, estar arriba del escenario y ver a toda mi familia apoyándome fue muy fuerte y muy lindo a la vez, verlos a todos juntos y unidos. Estaba nerviosa y ansiosa aunque supongo que todas estábamos igual.

Lo que fue muy fuerte también, fue que entraran al escenario padres, tíos (u otras figuras masculinas) a bailar el vals. Yo bailé con mi papá y fue un momento en el que estaba derretida de amor.

No tenías ni idea de que eso iba a pasar, ¿no?
¡No! Nosotras lo habíamos ensayado con los gauchos y de repente, veo venir a hombres de traje y en eso a mi papá y como que me confundí, pero fue una sorpresa muy linda. Todas coincidimos en eso. Fue el primer año que se hizo, así que nadie lo esperaba.

¿Imaginabas que la elección se iba a dar como se dio?
No, la verdad es que no esperaba eso. Después del primer recuento en el que no saqué votos, dije “ya está”. Después empecé a sacar un voto… y quedé así. Pero no lo esperaba. 


¿Hiciste amigas?
Sí, se armó un grupo muy lindo, muy homogéneo. Todas vivimos una experiencia muy linda gracias a Celina, a Mauro Longo y a todos los eventos que se organizaron ya que compartimos muchas cosas lindas. Más allá de las actividades protocolares, teníamos otras de recreación que permitían que nos conociéramos, que compartiéramos más. Hice amigas y conocí a grandes personas que en muy poquito tiempo me acompañaron muchísimo.

¿Tuviste la posibilidad de dialogar con el intendente Emir Félix?
¡Sí! Tuvimos un desayuno en el que fue muy amable. Nos escuchó mucho, se ve que es una persona muy humana.

¿Los concejales también?
Sí, en otro desayuno estuvimos con el presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Vergara. También él nos escuchó muchísimo. Hablamos sobre distintos proyectos que teníamos con las chicas.

¿Cómo ves a Goudge?
A pesar de que no es un distrito que esté muy alejado del radio céntrico, creo que siempre se ven necesidades, hay personas que necesitan ropa, útiles escolares sobre todo en la época que se acerca y por eso voy a estar juntando. Esas cosas se notan. Se notan las necesidades en distintas actividades que quieren hacer los niños, yo siempre planteo que a las escuelas de Arte se les complica venir hasta el centro y desarrollar actividades. Se nota en esas cosas, pero creo que todos los distritos tienen esa problemática y es nuestro trabajo ayudarlos lo más posible con las herramientas que tenemos. 


¿Cómo se compone tu familia?
Mi mamá, Graciela; mi papá, Anibal; tengo una hermana mayor, Melisa, que tiene un hijo, así que tengo un sobrino que se llama Francisco.

¿Amigas?

Mi grupo de amigas está compuesto por “unas locas” (risas). Son un grupo que surgió de distintas partes porque no todas éramos compañeras de escuela, sino que algunas eran compañeras entre ellas y nos fuimos sumando. Es un grupo re lindo que me acompañó en la fiesta, tengo los videos gritando, divinos (risas). Además tengo distintos grupos aparte de ese. Soy muy sociable, entonces siempre hago amigos, fácil.

¿Qué estudiás y por qué?

Estoy en 4º año de Contador Público de la Universidad Nacional de Cuyo y trabajo también en un estudio contable. Me gusta mucho lo empresarial. Preferentemente, me gustaba alguna carrera que tuviera idiomas porque estudié Inglés, terminé en un instituto de inglés y no me podía ir a Mendoza. Me gustaba Relaciones Internacionales, pero no me pude ir, así que me quedé con lo empresarial que estaba acá en San Rafael y me gustó mucho, por eso Contador.

¿Y cómo te va en la facultad? Bien, por suerte bien. El primer año costó, porque fui al Centro Polivalente de Arte que no tenía nada que ver con la carrera así que costó arrancar y agarrar el ritmo a la facultad y a una carrera que tenía Economía, Contabilidad, mucha Matemática y no venía acostumbrada, pero bueno, ahora con buen ritmo.

¿Hobbies?
De todo un poco. Me encanta ir a una cabaña que tenemos con mi familia en Cuadro Nacional, tenemos caballos y ahí desconecto mucho; me gusta estar con mi familia; también estar con mis amigas; estar con Facundo, mi novio; y en el año que se complica más con el trabajo y la facultad, me gusta ver series o leo.

¿Te gusta viajar?

Sí. Se complica, sobre todo cuando hay mesas, pero cuando puedo me hago una escapada a donde va mi familia.

¿Qué música escuchás?
De todo un poco, pero me gusta mucho el Rock Internacional: Los Beatles, Pink Floyd… Y escucho mucho Rock Nacional también. ¡Y por supuesto que el Folclore! Me encanta, mi familia también escucha mucho Folclore y como yo bailé, me encanta. Parezco loca, a veces bailo sola en mi casa, como con un compañero imaginario (risas).

¿Cómo te imaginás de más adulta?, ¿soñás con tener hijos?
Sí, mi familia es muy unida, siempre compartimos los proyectos y nos acompañamos mucho, entonces yo sueño con tener una familia así: unida. Quiero inculcarles a mis hijos los valores como me los inculcaron a mí: sin que me restrinjan cosas, sin atarme, me han dado mucha libertad y he crecido muy bien. Sueño con darles lo mismo a mis hijos. Sueño también con viajar (como todos). Y además, desde muy chica he tenido la necesidad de ayudar, por eso me gustaría ayudar a hogarcitos o a uno en particular.