sábado, 2 de febrero de 2019

El precio de la nafta subió casi un 70% durante 2018

Los precios de los combustibles subieron en promedio un 69,88% durante 2018, con un mínimo de 64,21% para la nafta súper y un máximo de 76,27% para el diésel, informó hoy la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha).


La entidad señaló que el gasoil subió 74,29% y la nafta premium 65,77%, en un escenario de mercado caracterizado por la política de desregulación o liberación de precios adoptada por el gobierno nacional a fines del año anterior, “medida largamente esperada por el sector de los hidrocarburos”, y la evolución de la economía hacia un escenario de recesión y crisis.
“Ambos factores incidieron sobre la demanda, cuyo comportamiento a lo largo del año refleja el impacto que recibió el consumidor”, destacó Cecha.

Diciembre cerró con una caída promedio en términos interanuales de la demanda de combustibles de 5,17%, una baja menor que la de noviembre, que había alcanzado al 8,26%.


En términos anuales, Cecha destacó una caída en la demanda general de combustibles durante el año pasado, con 16.299.765 m3 vendidos, contra 16.403.456 m3, lo que implica una contracción del 0,63%.

“Si bien en el comparativo anual el consumo de combustibles registra valores similares, los datos muestran que éste se fue retrayendo progresivamente a lo largo del año”, destacó el informe.

El estudio agregó que “si bien la decisión oficial de liberar precios se implementó a partir de octubre de 2017, los efectos de su aplicación comenzaron a sentirse en el mercado ya iniciado el 2018”.

“El retraso de precios en surtidor que venía arrastrando el sector se agregaron las sucesivas devaluaciones del peso, a partir del segundo trimestre, y un escenario de suba del precio internacional del crudo que llegó a variaciones del 25% hacia el cuarto trimestre”, señaló el estudio, que recordó también que durante 2018 se registraron 14 aumentos de precios y 2 bajas.

Para Cecha, ese escenario de aumentos marcó la caída de la demanda, que también se vio afectada por el deterioro de la economía de bolsillo de los consumidores.

Fuente: Télam