martes, 12 de febrero de 2019

El Obispado de San Rafael insiste en querer dar misas en escuelas públicas

Continúa una disputa entre la Iglesia Católica y Dirección General de Escuelas (DGE): Este martes, el Obispado de San Rafael presentó un reclamo ante la Suprema Corte de Justicia para poder celebrar misas en los establecimientos educativos.


A través de la resolución 2.719, en octubre del año pasado la DGE oficializó la prohibición de realizar actos religiosos en las escuelas públicas de la provincia, y en noviembre el Obispado de San Rafael pidió una excepción para dar misas, la que fue negada. Es por eso que los religiosos decidieron ir a la Justicia, aunque desde la DGE aseguran que aún no les llegó ninguna notificación al respecto.
Francisco Fernández, director de Asuntos Jurídicos de la Dirección General de Escuelas informó en diálogo con Radio Nihuil de Mendoza: “Todavía formalmente no nos han corrido ningún tipo de traslado, sabemos de la existencia de una demanda pero no tenemos todavía ni estamos en la etapa procesal de contestar nada porque todavía no nos llega la cédula por parte de la Corte.

“Sí puedo adelantar que el obispado ha ejercido una vía de impugnación contra una resolución que dictó la DGE en respuesta a un recurso que ellos presentaron contra la resolución 2719 del 2018, referido a la prohibición de realizar cualquier tipo de actividad o acción que implique la práctica religiosa u alabanza o cualquier tipo de conmemoración durante los días y horas hábiles en las escuelas de gestión estatal en la provincia. Eso rige no solo para la Iglesia Católica sino también para cualquier tipo de culto que sea reconocido por la República Argentina y para cualquier asociación civil con personería que pretenda ejercer algún tipo de actividad de carácter religioso durante los días y horas escolares. Si bien se permite el uso de las instalaciones de las escuelas públicas es únicamente en días y horas inhábiles escolares.

Respecto a las imágenes religiosas, añadió: “En general las escuelas no tienen imágenes religiosas en las aulas, sino que tienen en algunos lugares del mismo establecimiento un reducto que se elige para manifestar cualquier religión”.

Por otra parte, afirmó que la resolución que pusieron en práctica no es nueva: “La DGE por mandato institucional de la ley provincial de educación tiene la gobernabilidad y superintendencia del sistema educativo público y privado. Respecto del público no hubo ningún acuerdo, la DGE emitió esa resolución que es un icono importante en la argentina porque es una decisión expresa del director de Escuelas respecto de toda prohibición que alcance a cualquier orden religiosa”.